Radio Pasillo

Como chivas locas

Yo hubiera pagado por estar en las instalaciones de Verde Valle los pasados días domingo y lunes. Imagínese usted amable lector: un entrenador (Chepo de la Torre) llega a trabajar a sabiendas que su sucesor (Matias Almeyda) ya esta en la ciudad de Guadalajara listo para ocupar su cargo.

El presidente del club (Néstor de la Torre) ya no tiene poder de decisión porque el dueño del equipo (Jorge Vergara) ha decidido correrlo. Los jugadores no tienen claro quien manda, porque los que están ya no estarán y el que llega aún no llega, es decir caos.

Para rematar la escena dantesca, José Manuel recibe la noticia de que lo corren terminando el entrenamiento del domingo anterior. Los jugadores buscan revertir la decisión del propietario pero no consiguen el objetivo, así como no consiguen ganar puntos, y el presidente del equipo se entera de su despido a través de un boletín de prensa emitido por la empresa propietaria del club, Omnilife.

Por si fuera poco, Vergara justifica la decisión de cesar al director técnico a través de su cuenta de twitter, a donde le llegan mil recordatorios maternales y un sinfín de reclamos por tener a las sagradas Chivas en el penúltimo lugar de la tabla porcentual.

Los equipos que se van al descenso por dos razones: sufren el abandono de su dueño (Atlante y Necaxa) o por la falta de dinero (Tecos y UdeG), pero Jorge Vergara acaba de inventar la tercera: exceso de intervención en los asuntos deportivos del equipo. 

Para un empresario exitoso Como Jorge Vergara es inconcebible que sus decisiones no funcionen en el fútbol.

Un tipo acostumbrado en su negocio de multinivel a mover directores, gerentes, jefes o encargados de departamentos en Omnilife para corregir las bajas ventas de sus productos, no termina por comprender como es posible que esas mismas determinaciones no tienen el mismo efecto en su equipo de fútbol.Y es que como dijo César Luis Menotti: “los tiempos del fútbol no son los tiempos del negocio”.

Cuando no aprendes a delegar responsabilidades en términos deportivos de un club de balompié terminas por exhibir tu ignorancia deportiva, y lejos de ser reconocido por la brillantes empresarial, acabas siendo señalado por no saber de fútbol.


¿USTED CREE?

Soy un convencido de que la Liga Mx no va a permitir que las Chivas se vayan al descenso. El negocio del club Guadalajara es demasiado grande para dejarlo colapsar, así como no iba a permitir que el negocio selección mexicana fuera eliminada de un mundial. El problema es que ni Vergara se va a corregir como dueño de Chivas, ni el fútbol mexicano va a recuperar, en el corto plazo, al equipo que aporta 38% de sus aficionados en México.