Radio Pasillo

Las bodas de oro

El Súper Tazón fue concebido como un proyecto que surgió del entonces comisionado de la NFL, Pete Rozelle para enfrentar a los equipos campeones de la Liga Nacional de Fútbol y la Liga Americana de Fútbol.

Rozelle quería nombrar al partido final para definir al campeón absoluto del fútbol americano profesional como “The Big One” pero al final se quedó el nombre que le puso el dueño de los Jefes del Kansas City, Lamar Hunt “Super Bowl”, que surge de ver a su hijo jugar con una pelota rebotadora que se llamaba Super Ball.

El primer juego tuvo el rimbombante nombre de “Primer Campeonato del Mundo AFL-NFL”. Se llevó a cabo el 15 de enero de 1967 en el Coliseo de Los Ángeles, California, con apenas el 50% de capacidad de un inmueble que albergaba a 100 mil aficionados.

El partido lo ganó Empacadores de Green Bay a Jefes de Kansas City, 35 puntos a 10.El juego creció a tal grado que la última vez que se pudieron comprar boletos en taquilla de un estadio para ingresar al partido que define al campeón del trofeo Vince Lombardi fue en 1981 cuando los Raiders de Oakland vencieron las Águilas de Filadelfia en el Súper Domo de Nueva Orleans.

Desde entonces, las entradas sólo se consiguen en la reventa, con patrocinadores, abonados del estadio sede o, en tiempos más recientes, en internet.

El show del medio tiempo le dio un toque adicional de espectáculo que de por si representa el juego. La NFL atrajo la atención no sólo de los aficionados cautivos sino de aquellas personas que no les interesaba el fútbol americano. Las primeras estrellas pop que aparecieron en el Súper Tazón fueron: Withney Houston, Barry Manylow, Micheal Jackson después estuvieron  Paul McCartney, U2, The Rolling Stone, la siempre recordada Janet Jackson con Justin Timberlake y varios cantantes más, quienes con el paso de los años pasaron de ser invitados al evento a pagar por presentarse en el medio tiempo del partido con más audiencia en la televisión de Estados Unidos y de varios paises del mundo, como México.

Las bodas de oro del Súper Tazón deberían ser una celebración plena de un negocio que genera cerca de 500 millones de dólares a la ciudad sede del evento y otros 400 millones a la NFL en ganancias netas.Sin embargo, este año apareció el primer peligro serio para la Liga Perfecta, que mancha la.celebración: la revelación pública de la enfermedad conocida como Encefalopatía Traumática Crónica, CTE por sus iniciales en inglés, la cual descubrió un médico forense africano de nombre Bennet Omalu cuando le realizó un estudio al cerebro del centro de los Acereros de Pittsburgh, Mike Webster como parte de la autopsia que le realizó a su inexplicable muerte.

La NFL comienza a perder a varias de sus estrellas por el temor a esta enfermedad provocada por los golpes en la cabeza.

El caso más reciente el receptor Calvin Johnson “Megatrón” de los Leones de Detroit. Sin contar con la revelación del ex-receptor de Acereros, Atwaan Randle El, quien tiene problemas motrices a sus 34 años de edad.Por primera vez en 50 años de historia del Súper Tazón, la NFL se.enfrenta a un desafío humano, cuidar de la salud de sus protagonistas: los jugadores.