Radio Pasillo

La aventura por la isla

No dejó nada bueno en el aspecto deportivo para Santos Laguna, es más, agudizó las dudas que tienen los aficionados acerca del futuro cercano del equipo, para el torneo clausura 2016.Alguien en twitter escribió que el problema del plantel de jugadores santista empezó cuando les dijeron: “sientanse como en su casa”, y así lo hicieron, literalmente jugaron como en el TSM. 

Aunque no suelo darle mucho valor a los partidos de práctica, mal llamados amistosos, me llamó la atención la displicencia con que varios futbolistas santistas jugaron el partido, sobre todo en el primer tiempo.

Si yo fuera mal pensado, diría que varios futbolistas están esperando el 23 de noviembre para irse de vacaciones, y en algunos casos, esperar nuevos rumbos y destinos en sus carreras profesionales En mi anterior entrega manifesté que era difícil ver juntos a los líderes del vestidor lagunero con el actual entrenador Francisco Ayestarán, porque no conectan entre si, y a leguas se nota que no tienen química.

Con el partido en La Habana lo ratifiqué, los jugadores no hacen lo que les pide Ayestarán y Pako no se entiende con sus futbolistas.

Recordé que el más reciente entrenador que atravesó una situación similar a la del director técnico vasco fue el argentino Juan Antonio Pizzi con León, quien en el torneo pasado fue un desastre y en el actual campeonato lo tiene en zona de calificación.

Así pues el camino por recorrer para la directiva del Club Santos Laguna ronda entre la desesperación y el escepticismo de sus aficionados, quienes han visto y sufrido cada partido del actual torneo.La directiva deberá tomar sus decisiones en un entorno completamente deportivo, centrando las decisiones en lo mejor para el equipo.

Hacer a un lado las ideologías no funcionales y pensar que incluso un golpe mediático de bajo costo, como repatriar a un jugador en el exilio, le puede beneficiar en reconciliar la relación con el seguidor. Porque a estas instancias, además de lo deportivo, se debe enderezar la parte afectiva de quien paga el boleto o consume el espectáculo fútbol en la televisión o radio.

¿USTED CREE?

A través del Smartphone ví las imágenes de terror que se vivieron en París, que comenzaron en el estadio de Francia durante el juego entre la selección gala y Alemania. A mi mente vinieron las imágenes del 20 de agosto del 2011 en el TSM.

No se trata de comparar los hechos sino de revivir los momentos de angustia e incertidumbre en un lugar en el que debería haber entretenimiento. Lamentablemente, el fútbol es un blanco ideal para quienes buscan el caos en nuestra sociedad.