Radio Pasillo

Que 20 años no es nada

Dice el tango que interpretó Carlos Gardel y que hoy aplicamos al primer campeonato que obtuvo el Club Santos Laguna. Una verdadera fiesta se vivió en nuestra región un día como hoy pero en 1996.

Aquel festejo por las calles de la zona urbana de la Comarca Lagunera y las comunidades aledañas, fue apoteósico, similar, que no igual, al que se vivió tres años antes con el subcampeonato ante Tecos.

El título del invierno 1996 que, además, comenzó con el formato de los torneo cortos, detonó una de las historias de éxito más notables del fútbol mexicano.

Grupo Modelo extendió en este deporte su sello ganador con el que simbró los cimientos de una sociedad ávida de entretenimiento en la Comarca Lagunera.

El trofeo que levantó Francisco Gabriel de Anda concretó el sueño imposible, la imágen del recuerdo eterno y la fiesta que no se habia visto desde 1950 con Algodoneros del Unión Laguna, en el béisbol.

El anhelo de cuatro generaciones de laguneros, que fueron aficionados de Diablos Blancos de Torreón y Ola Verde de Laguna, del mismo Santos en las épocas de pelear del descenso entre 1988 y 1992, se concretaron con la santosmanía que estalló hace 20 años siendo la nota principal en los medios de comunicación locales.

Desde el surgimiento del equipo albiverde, personas, patrocinadores y afición han generado valor al club, prueba de ello es que la grandeza se forjó desde la visión del Ingeniero Salvador Necochea y su gestión para llevar al equipo a primera división pasando por la consolidación del proyecto con José Miguel Muguerza, el rescate de la institución que ejecutó Carlos Fernández y el sustento operativo que da Orlegi Deportes en la actualidad.

Los aficionados de Santos Laguna mostrarían años más tarde que su fidelidad y amor a través de manifestaciones públicas para buscar el rescate del club ante las circunstancias de la fallida propiedad de Carlos Ahumada.

Las retribuciones posteriores a los eventos del 2005 fueron tres campeonatos más. La fidelidad se trabaja, no se promociona.

Es sano abrir el cajón de los recuerdos de vez en vez. Deseo que el equipo santista vuelva a dar emociones positivas y triunfos a una comunidad que los aprecia y los quiere, a pesar de los malos ratos.