Radio Pasillo

Se acabo el torneo para Santos

Curioso es el fútbol, Santos Laguna terminó el torneo de la manera en que menos aportó a sus aficionados, con emoción y un poco intensidad.Los últimos diez minutos del juego de anoche en Pachuca tuvieron más llegada de gol que juntando los últimos cinco partidos del torneo clausura 2016 para el equipo dirigido por Luis Zubeldía.

Sin embargo, el hecho de que la eliminación haya sido con algo de pelea y fútbol (ya hubiera sido el colmo que ni eso hubieran mostrado en los últimos momentos de la eliminatoria) no quita el bajo nivel que tuvo el equipo en 15 de los 19 partidos que jugaron en el torneo de liga en este primer semestre del año.

Porque los errores que arrastró el juego de conjunto de Santos a lo largo del torneo que ayer terminó, se mantuvieron presentes, como por ejemplo, entregar la pelota al rival, como en el caso de Luis Ángel Mendoza en el primer gol de los Tuzos.

Diego González siguió regalando amonestaciones y más balones al rival. Las oportunidades de gol o las mismas anotaciones llegaron por conducto de futbolistas que no tienen como principal función generar juego ofensivo, caso del gol de González o las dos atajadas que le hizo Óscar Pérez a disparos de Néstor Araujo en tiempo de compensación.

El torneo Apertura 2016 que empieza hoy para la escuadra albiverde debe comenzar con un exámen de conciencia que le permita al entrenador y directiva de Santos Laguna darse cuenta que debe sanear un vestidor con liderazgos negativos, que Zubeldía se encargó de convertir en intocables.Al equipo le urgen volantes ofensivos porque así se trajeran a Silvio Romero, Matías Alustiza o Dayro Moreno (todos nombres hipotéticos) sino hay generadores de fútbol en medio campo van a sufrir lo mismo que Martín Bravo, Andrés Rentería o Jorge Tavares para marcar goles.

Los nuevos liderazgos que estuvieron vigentes un año y medio deberán estar en serio cuestionamiento su continuidad, una vez que hemos visto como han coptado al vestidor y están fichados por los árbitros en México.

La temporada que terminamos ayer (Apertura 2015 y Clausura 2016) ha sido de las más bajas de nivel de fútbol que yo recuerde desde la campaña 2005-06 y provocó que hasta los aficionados más radicales del equipo o abonados se hayan enojado con el equipo, y razón no les falta, fue un año futbolístico triste, de regular a malo y plagado de ineficiencia, promesas no cumplidas y espectáculo poco atractivo.Se acabó el torneo clausura el día de ayer pero hoy empieza el Apertura 2016.

Espero que el Club Santos trabaje para reconquistar a sus aficionados en base a decisiones acertivas y racionales.