Radio Pasillo

Una de Vaqueros…

El béisbol ha sido un deporte referente en nuestra región. Desde la década de los cuarentas en el siglo pasado, el rey de los deportes ha tenido la predilección de los habitantes de la Comarca Lagunera, sobre todo en las áreas rurales. 

En las épocas recientes, habló de 1985 a la fecha, los aficionados hemos disfrutado de un espectáculo de subidas y bajadas pronunciadas, pero siempre con afecto al equipo, Algodoneros o Vaqueros.Las noches de primavera y verano en el estadio de la Revolución han sido gratificantes, refrescantes y hasta emocionantes.

Viví una gran postemporada de 1990 con  Dave Stockstill, Juan Manuel Palafox y Jeff Perry. Tuve la fortuna de narrar el playoff de 2009 de Vaqueros, que fue un cuento de hadas. Y vi desde mi casa el meteórico cierre de temporada 2014.

Unión Laguna regresó a nuestra región a mitad de los años 80´s del siglo pasado por iniciativa de los hermanos Dueñez Zurita. En 1998 vendieron la franquicia a la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, la cual a su vez, le traspasó el equipo a la familia Martín Bringas, en asociación con Carlos Gómez del Campo.

En estos diez años de propiedad del club por parte de la familia Bringas se ha tenido éxito en regresar a los aficionados al estadio Revolución.

Las constantes promociones han sido un atractivo para que los fanáticos procuren asistir al parque de pelota.

Si bien es cierto que Vaqueros Laguna no ha sido constante en resultados positivos, han quedado grabados los playoffs que se han tenido en 2009 y 2014. También en estos diez años han aparecido cuatro, cinco, seis ofertas para vender la franquicia, todas han sido rechazadas.

Pero éste año las condiciones financieras, de mercado y de circunstancias de la vida parecen alinear los planetas para un probable cambio de propietario. Los hermanos mazatlecos Juan José y Erick Arellano Hernández han presentado una oferta formal para adquirir la novena naranja.

Grupo Soriana concretó este año la compra de las tiendas Comercial Mexicana lo que ha ocasionado un replanteamiento de las inversiones a partir del 2017.

El propio Carlos Gómez ha garantizado la estancia del equipo Vaqueros en la Comarca Lagunera para el próximo año, pero después de esa campaña, será un asunto de negocios.

El deseo es que la franquicia se mantenga en nuestra región porque en mucho contribuyen al entretenimiento y diversión, del punto neurálgico de nuestra sociedad, la familia.