Radio Pasillo

Santos Laguna...34 años después

Con motivo del aniversario trigésimo cuarto de la fundación del Club Santos que se celebró el pasado lunes 4 de septiembre, y habiendo hecho un amplio recordatorio a personas y hechos que han conformado la historia del equipo de fútbol en el programa de televisión, es momento de ver que presente tiene la institución albiverde para perfilar el futuro.

La palabra clave es sustentable, en un negocio que tiene todo menos ser estable, predecible y que depende de los resultados.

La viabilidad financiera del equipo está en administrar los recursos económicos que se generan por todas las vías posibles, no muy diferente a lo que vivió el ingeniero Salvador Necochea cuando se aventuró a emprender la adquisición de una franquicia en Primera División.

Tanto Necochea como Irarragorri tuvieron que acudir a financiación para echar andar proyectos, el primero por la vía del préstamo personal de la familia Leaño y el segundo por medio de los fondos de inversión (Diario El Economista 9/agosto/2013 nota de Eduardo Hernández).

Las últimas negociaciones del Club Santos enfatizan el sistema bajo el cual se contratan jugadores: Brian Lozano llegó a préstamo en cambio por Carlos Orrantia; Javier Cortés en cambio con Pumas por Néstor Calderón; más atrás Julio Furch entró en un cambio por cuatro futbolistas: Javier Orozco, Kristian Álvarez, Fredy Hinestroza y Martín Bravo; Osvaldo Martínez y Ventura Alvarado en la transferencia que llevó a Agustín Marchesín al América; Jonathan Orozco en cambio por Jesús Molina. Jorge Enríquez de la liga de ascenso cedido por Chivas.

Es decir, en medio de una ola de préstamos, intercambios y jugadores formados en fuerzas básicas se busca obtener resultados positivos, los cuales se reducen a triunfos. El primer paso, el cual es hacer funcionar al equipo titular se consiguió el torneo pasado y en las primeras jornadas del actual Apertura 2017.

El reto es interesante y formativo: ganar en base a inteligencia y no billetazos, si se consigue tendrá mejor sabor pero aficionados y medios de comunicación tenemos que ser conscientes de la nueva realidad, sólo eso…conscientes.