Radio Pasillo

Santos Laguna: la mejor defensa del torneo

Después del juego frente a Chivas, quedé convencido de la afirmación que hago en el título de esta columna. Y no se trata de los goles recibidos, se trata de la cantidad de tiempo que defiende el equipo en su propia área.

La defensa albiverde cortó, despejó o quitó 16 balones dentro de su área, sin considerar atajadas de Jonathan Orozco (que también valen) ni disparos desviados del Club Guadalajara.

Sánchez, Izquierdoz, Araujo y Arteaga tuvieron que soportar toda la metralla de Javier Eduardo López y compañía. De mediocampo hacía adelante no hay muro de contención. Los cuatro de atrás recibieron de frente y sin obstáculos a los ofensivos Chivas.

La ofensiva de Santos Laguna no genera opciones de gol como visitante, y de local no está sobrado, así que la retención de pelota no es característica del equipo dirigido por José Manuel de la Torre.

Agreguemos que el plantel de jugadores no está sobrado de calidad. Si alguno de los once titulares sale de la alineación, la estabilidad defensiva del equipo se trastoca, sea el jugador que sea. Ya lo vimos este torneo con Jonathan Rodríguez frente a Monarcas Morelia y ni hablar del juego frente a Chivas cuando expulsaron a Diego de Buen, Jorge Enríquez y José Abella no pudieron contener a la ofensiva Chiva.

Los suplentes de Santos deberán aportar porque han mostrado poco. Ventura Alvarado, José Abella, Jorge Enríquez, Emiliano Armenteros y Mauricio Cuero, quien ha jugado un minuto en el torneo de liga, lo que indica que no está considerado por el entrenador, no marcan diferencia. Tal vez, quien ha aportado un poco más es Ulises Dávila.

El hecho de que Santos no haya estado abajo en el marcador un solo minuto del actual torneo, señala que la labor defensiva ha sido extraordinaria y ratifica que el nivel de los cuatro futbolistas del fondo es de primer nivel en la Liga Mx.  Para mantener este estatus se debe tener más juego ofensivo y una barrera que reduzca la cantidad de tiempo que pasa Santos en su propio terreno, y más en su propia área.

La estabilidad del equipo, en comparación de hace seis meses, es notable. En agosto de 2016 era despedido Luis Zubeldía después de perder ante Chivas 1-0. Marchesín se la pasaba pidiendo aumento de sueldo. En febrero de 2017, el equipo es cuarto lugar de la tabla general con 9 puntos.