Radio Pasillo

Santos Laguna y el compromiso de sus jugadores

La pelota juega del lado de cada uno de los futbolistas del equipo Santos Laguna. Por más que gastemos tinta, palabras, escritos o ideas acerca de porque este plantel de jugadores no termina por romper para bien, la realidad dicta que cada elemento del conjunto santista deberá pararse frente a un espejo y decidir si está dando el 100% de sus capacidades en la cancha.


El partido de hoy frente a Chivas es otra oportunidad de trascender como equipo e individuos, oportunidades que no han aprovechado en ocasiones anteriores. Esta semana mi compañero Raymundo Carrillo nos presentó en el programa de televisión una estadística demoledora: Santos Laguna solo ha ganado tres de sus últimos 27 juegos como visitante en los últimos dos años.


El principal temor del aficionado santista es que este grupo de futbolistas caiga en el tobogán de la indiferencia e inestabilidad que lo ha caracterizado en los últimos tres años. Este tobogán se ha presentado debido a la falta de ambición de los jugadores, quienes lejos de valorar el lugar en el que se encuentran parece que tienen ganas de salir corriendo y escapar del entorno que les rodea.


Es claro que el juego de conjunto ha aparecido a cuenta gotas en los últimos seis torneos cortos y que los resultados son el reflejo, en gran parte, de la inestabilidad que ha rodeado al conjunto lagunero en términos futbolísticos.


Varios de los jugadores del actual plantel no terminan por concientizarse de que no tendrán otra oportunidad, como la que les brinda el Club Santos, de trascender en sus carreras profesionales. En este aspecto, no les vendría mal una charla con Bryan Rabello para que el chileno les platique como su carrera está en plena bajada desde que regresó de Europa y no ha podido establecerse en el fútbol mexicano, siendo incluso rechazado por un equipo “grande” como Pumas.


Podría hablar de alineaciones, jugadores que deberán ir a la banca o ejecución de jugadas pero la realidad nos indica que Santos debería ganarle a Chivas si los futbolistas albiverdes tienen determinación y el entrenador recurre a sus mejores elementos.
Chivas es una inmejorable oportunidad de ganar en casa, tal y como lo era Veracruz, sinceramente espero que quieran trascender en su vida profesional porque de mediocres está lleno el fútbol mexicano.