Radio Pasillo

Refuerzos: ¿Dinero o talento?

El principal tema de conversación de los aficionados de Santos Laguna en las reuniones, sobremesa o en los recesos laborales es ¿Cuáles jugadores va a contratar Santos Laguna para el próximo torneo?

Esa pregunta tiene dos variables, la primera es: el presupuesto con el que se va a contar para adquirir futbolistas y segundo, ¿será el entrenador o inteligencia deportiva el encargado de adquirir los refuerzos? Esta segunda variable tiene dos vertientes: buscar los jugadores que se pretenda sean los más eficaces en el terreno de juego o buscar una nueva innovación que rompa paradigmas.

El año que estamos por concluir nos mostró que los los resultados en la fase regular del torneo importan y mucho.

El equipo Santos Laguna nunca estuvo bajo el lineamiento de lo planeado. Los puntos en la fase regular del torneo de clausura 2015 no llegaban hasta la fecha 12 y para ello se tuvo que recurrir a un plan de emergencia, que tuvo como prioridad rescatar un torneo que naufragaba.

La ruta de emergencia alcanzó hasta para un campeonato, sin embargo, después del título no se supo manejar el trofeo en la vitrina y las consecuencias del éxito inmediato se viven hasta hoy en día con una profunda crisis de la cual no se termina por salir y, por lo menos de local, se sigue cavando el hoyo.

Me queda claro que si la inteligencia deportiva del equipo santista contrata refuerzos bajo la norma con la que firmó a Francisco Ayestarán se vendrá un problema en el futuro, porque al director técnico vasco lo contrataron debido a que, como principal virtud, maneja la metodología de trabajo albiverde, pero con el detalle de que el plantel de jugadores no comulga con su estilo de juego.

Entonces, tenemos un departamento que se encarga del futbol cancha que no integra de manera correcta al entrenador con los jugadores y las consecuencias se ven en los resultados, 13 puntos de 42 en el actual torneo apertura lo dicen todo.

Por lo que hemos sabido en fechas recientes se tiene la intención por parte de la directiva santista de visorear jugadores de Cuba con la intención de contratar, al menos, un refuerzo originario de la isla.

Espero que en esa observación de jugadores realmente se escoja a un futbolista de verdaderas capacidades y segundo que, al menos, tenga referencia directa el entrenador, porque de lo contrario, ese jugador cubano corre el riesgo de ir a la lista de elementos como Junior Lacayo, Ely Esterilla o Peu quienes nada más ocuparon un lugar sin trascender.


¿USTED CREE?

El rival de mañana, Tigres se gastó cerca de 15 millones de dólares para este torneo en refuerzo y no tiene segura la calificación a la liguilla. Moraleja: el tema no es gastar mucho o poco dinero, es invertir en talento.