Radio Pasillo

Presión, el factor no considerado

Como esperabamos, José Manuel de la Torre no llegó con la varita mágica para cambiar la inercia de Santos Laguna, es más, ni siquiera cambió las posturas que han provocado que el equipo sólo haya obtenido 2 de los últimos 24 puntos disputados y de pasada, tampoco ganó en la Copa Mx.

Seguir insistiendo con Emiliano Armenteros de contención y alinear de inicio a Bryan Rabello son ganas de no querer revertir la severa crisis que atraviesa el equipo. Y agregar a Mauricio Cuero es enterrar las esperanzas de detener la caida en vertical.

Un serio problema en los últimos cuatro partidos que ha jugado Santos es que sus futbolistas no saben manejar la presión de tener que ganar.

Me enfoco en el partido ante Chivas, en cuanto cayó el gol de Ángel Zaldivar, los jugadores pasaron de la tensión a los nervios, luego a la desesperación y finalmente a la frustración.

Una réplica vimos la semana pasada en la derrota ante Cruz Azul, quitando la frustración, ya que no hubo expulsiones.A mitad de esta semana en el juego de Copa Mx en Ciudad Juárez volvió a aparecer la presión pero con una mezcla de ansiedad y el marcador terminó en empate, luego de que los albiverdes tuvieron ventaja de 3-1 en el marcador.

Procupa que los futbolistas de Santos no sepan manejar la presión en un partido porque, ahora que el club está metido en el problema del descenso, esa presión se mutliplica por 10, porque, además de tener que poner atención a lo que está sucediendo en el propio equipo, ahora también se tiene que saltar a la cancha a sabiendas de lo que han hecho otros involucrados en el tema como Xolos, Jaguares, Puebla o Veracruz pero con especial seguimiento a Morelia que ha involucrado a los antes mencionados en el tema porcentual.

Para comenzar a revertir la tendencia negativa se debe poner a futbolistas en sus posiciones naturales. No se puede seguir permitiendo al rival circular la pelota sin obstáculos en el mediocampo.Chepo de la Torre debe recurrir a jugadores que tengan la mejor condición física y nivel de juego disponible. Hinestroza puede jugar 60 minutos no más.

Rabello debería estar fuera del campo y Martín Bravo tendría que jugar a lado de Jonathan Rodríguez. Armenteros tiene que jugar de volante por izquerda o atrás de los delanteros y poner a lado de Molina a Diego de Buen o Ulises Rivas.

La presencia de alguno de los dos contenciones naturales en mucho ayudará a Abella y Villafaña quienes están sufriendo en zona defensiva.A partir de una alineación congruente, debemos esperar que la presión no se coma a los jugadores y, ese asunto mental, depende de cada futbolista.

Las circunstancias de torneo han cambiado para Santos: calificar a la liguilla es un barco que es difícil de alcanzar en medio de alta mar. La misión es sumar la mayor cantidad de puntos posibles, remarco posibles, no los que se quisieran.