Radio Pasillo

Poner en la Liga lo hecho en la Copa

En la Copa Mx se han presentado los goles, la tan famosa contundencia ha aparecido en ese torneo para el equipo Santos.

Ahí es donde ha marcado gol en los últimos dos juegos, incluso apareció Diego de Buen entre los anotadores en el juego frente a Necaxa.

El plantel de jugadores se tomó foto mostrando unidad, en el vestidor del estadio de Aguascalientes, lo que no ha quedado en duda en el actual torneo, en comparación al Apertura 2016. Ahora bien, todo lo anterior debe reflejarse en la Liga Mx.

Escribí en mi columna anterior que los últimos que deben caer en desesperación son los propios jugadores tras la falta de gol que ha provocado ausencia de triunfos.

Ahora la Copa debe llegar a la Liga y debe reflejarse el próximo domingo frente a Rayados con goles y victoria. Quedan 24 puntos en juego en el actual torneo y se deben conseguir 13 unidades para alcanzar los 25 puntos que serían una buena cifra para la tabla del descenso de la próxima temporada y un aumento de 9 unidades en relación al torneo anterior.

El entrenador José Manuel de la Torre debió percatarse de que el equipo funciona mejor con dos contenciones, pero que al menos uno cumpla la función de recuperar balones. No está en control del director técnico que Furch o Rodríguez definan las oportunidades que tienen pero sí está en control del Chepo no perturbar el bienestar del equipo en su funcionamiento con cambios incorrectos.

El partido frente a Necaxa nos mostró que Cuero no tiene nivel para jugar en México, por lo que es momento de trasladar esos minutos de juego a Dávila o Antuna en lo que reporta con la selección mexicana Sub 20.

Rayados es un equipo que tiene llegada y contundencia que mejoró defensivamente con la presencia de Jesús Molina en la contención. Su lado débil es el lateral derecho con Efraín Juárez. Mejoró la línea defensiva por el lateral izquierdo con el ex-puma Luis Fuentes en lugar de Edgar Castillo.

La auscencia de Dorlan Pabón en la delantera del Monterrey no deja de ser una ventaja para Santos. El colombiano atravesaba un buen momento en el torneo, hasta antes de la lesión que lo tiene dos semanas fuera de actividad.

Que la Copa llegue a la Liga en goles y triunfos en base a decisiones acertivas de jugadores y entrenador.

Santos no juega mal, ha faltado gol, los aficionados se desesperan y enojan, normal cuando no hay triunfos, pero en donde menos debe aparecer la desesperación es dentro y fuera de la cancha, al interior del plantel de jugadores y cuerpo técnico.