Radio Pasillo

Pian, pianito

Tomar decisiones cuando se está en plena alegría o enojo es de las primeras cosas que recomiendan los psicólogos no hacer, porque generalmente no se tendrá una decisión correcta.

No haber ganado el partido en León causó el enojo de los aficionados de Santos Laguna, quienes remitieron la responsabilidad total a Tavares. Sin embargo, no señalaron con la misma vehemencia las fallas de definición de Rodríguez y Dávila, que fueron similares.

Lo que no se puede hacer a un lado es que en la jornada 7 la ofensiva del equipo Santos por fin apareció, creando oportunidades claras y manifiestas de gol. Que ejecutaron mal la definición, no cabe duda.

El punto es que si algo empieza a funcionar no le vas a cambiar piezas. Por ejemplo, a la defensa albiverde no hay que moverle nada, a pesar de haber recibido dos goles. La delantera de Furch, Rodríguez y Tavares apenas empieza a dar sus primeros esbozos de funcionamiento.

Con toda la molestia que causó el resultado en León, la lógica indica que mover una pieza no va a corregir el punto de la contundencia, la cual tiene rato padeciendo Santos. Hace seis meses Martín Bravo falló una opción solo frente a la portería.

Y ya no hablamos de la inoperancia que causaban Hinestroza, Cuero y Rabello. Eso sí era no generar una sola opción de gol porque no podían ni siquiera entregar la pelota a un compañero.

Si la escuadra lagunera consigue sumar arriba de 25 puntos será un buen torneo. Ese asunto de poner como objetivo 30 unidades debe ser considerado como una buena intención que debió quedarse al interior del plantel de jugadores y cuerpo técnico, pero que cometieron el error de revelarlo, así como aquella declaración de Cuero en la que agregó que otro objetivo era ganar todos los partidos en casa.

Para el juego de hoy en la Copa Mx espero ver a los jugadores suplentes. El torneo es desechable y lo que importa es la Liga Mx. De la Copa se espera que emerja un futbolista que pemita tener una opción confiable en la banca, porque en caso de que aparezcan sanciones o lesiones, no hay donde hechar mano.

Para avanzar a octavos de manera directa, Santos debe ganar sus últimos dos juegos, frente a Coras por cualquier marcador pero frente al América por dos goles de diferencia para terminar como primer lugar del grupo 3. En caso de empatar o perder cualquiera de los dos partidos estará eliminado.