Radio Pasillo

Nadie levanta un título en la fecha 1

Esta frase la utilicé en el programa de televisión el pasado lunes 24 de julio, después de que Tigres había goleado a Puebla 5-0 y se perfilaba el juego frente a Santos Laguna.


Siendo como son de eufóricos los aficionados felinos, comenzaron a hablar de ganar 15 puntos en los primeros 5 juegos, de golear a sus rivales, de ser una aplanadora y finalmente ser campeones.


Si algo nos ha enseñado el fútbol mexicano es que nadie levanta el trofeo de campeón en la primera jornada de los torneos cortos. Además, cada partido es un reto diferente en el cual cada rival te va poner retos particulares y a ninguno puedes subestimar.


Esas altas expectativas que generó en el entorno de Tigres fue lo que ocasionó la posterior decepción de los aficionados felinos por el empate frente a Santos Laguna, que manifestaron en redes sociales.


Cuando una persona genera expectativas tan altas (ganar, golear y aplastar) y no se cumplen, la caída es dolorosa porque la decepción repercute en el entorno de lo inconcebible.


El cerrado nivel de la Liga Mx con una fase de liguilla impide predecir un equipo campeón, ya que las circunstancias cambian de un partido a otro, incluso de un minuto a otro.


Santos Laguna vivió ese cambio de un juego a otro en el torneo Clausura 2017 cuando Jorge Tavares y Gael Sandoval fueron expulsados en el partido de la última fecha de la fase regular. Ambas ausencias se resistieron en el partido de ida de cuartos de final, lo que provocó la eliminación del torneo.


La escuadra lagunera tiene su fortaleza en el juego de conjunto lo que ha provocado que sólo haya perdido dos juegos de los últimos 23 que ha disputado en la Liga Mx. Son números sorpendentes que no tienen planteles más caros como Toluca, Tigres, Rayados, América o Chivas.


Sin embargo, Santos no es el equipo más ganador del torneo, ya que sus victorias se limitan a 7 partidos en el mismo período.


Me dio gusto ver que todas las personas que entramos en el TSM salimos en paz, tanto aficionados santistas como visitantes, que los pleitos de callejón se quedaron en las redes sociales y que no se permitió que un grupo de rijosos, de ambos lados, se quedarán fuera de un espectáculo de entretenimiento familiar que debe ser fútbol.