Radio Pasillo

Mantener la esperanza

El equipo Santos Laguna tiene una opción matemática de calificar a la liguilla y es ganar los últimos cuatro partidos del actual torneo, con perder uno o empatar dos juegos estará fuera de la fiesta grande del fútbol mexicano.

Santos tiene una racha de dos triunfos en la Liga Mx, entonces para ir a la fiesta grande deberá ligar seis victorias, algo muy poco común en el fútbol mexicano.

El conjunto lagunero hilvanó dos triunfos a base de su ofensiva.

De la mano de la definición que encontró Julio Furch han llegado los triunfos. Esta ha sido la clave del cambio en la tendencia de los resultados, el estado de gracia en la definición del atacante argentino.

Lo que no ha mejorado en el juego de conjunto de la escuadra albiverde es todo el sistema defensivo. Debido a que Santos utiliza tres delanteros, queda expuesto en su última línea y es ahí donde llegan los problemas ya que los defensas suelen quedar mano a mano con los delanteros contrarios, aun cuando tienen superioridad numérica en propio terreno.

Dicho lo anterior, la inercia positiva de los resultados durará lo que siga produciendo la ofensiva porque si Santos se mete al terreno de defender una ventaja mínima, las cosas tienden a no salir bien.

La escuadra de los Tuzos presenta un doble reto de alto grado de dificultad para el equipo dirigido por Robert Dante Siboldi: contener la velocidad de la juvenil ofensiva hidalguense y cubrir los espacios en medio campo que acaparan los cinco volantes con que alinea Diego Alonso.

Una ventaja para los locales será que la visita no juega defensivo en comparación a lo que presentó Atlas, Puebla o Veracruz, equipos que además de 3 puntos se jugaron una parte del tema porcentual en el TSM y que le provocaron serios problemas.

El próximo domingo veremos un juego serio, en forma, con dos equipos alineando a sus mejores elementos, no como el tongo que vimos el pasado miércoles en el juego de Copa, plagado de suplentes e indigno de un torneo de competencia oficial.

Santos y Tuzos no pueden perder, porque  quedarán fuera de competencia por la liguilla, un empate no les ayuda mucho, pero beneficia un poco más a Pachuca, así que la alta competencia deberá aparecer. Es liguilla, tal cual.