Radio Pasillo

Lobos BUAP : saber lo que no podemos ver

Todo indica que el estadio de Lobos BUAP será un claustro del que no saldrá audio y video para saber las incidencias del partido entre los licántropos y Santos Laguna.

La franquicia de Lobos nos muestra una realidad que no vemos del balompié y la industria de la televisión nacional: el fútbol no es un negocio rentable y las empresas de televisión abierta con cobertura nacional no pueden subsidiar más este deporte.

Televisa le ofrece 4 millones de dólares a Lobos BUAP por 3 años de contrato mientras que ESPN y Fox Sports se acercan a los 20 millones de billetes verdes, esta en la razón por la que no habrá transmisión el día de mañana.

En plena época de recortes financieros para Televisa y Tv Azteca, ambas cadenas no pueden seguir pagando por los derechos de los partidos de fútbol y los equipos no pueden vivir sin ese dinero. 

La direcitva poblana se topó con otra triste realidad: cada vez son menos las empresas y marcas que puedan y desean invertir en publicidad en el fútbol. Telefónicas, cervezas, refrescos, lácteos, tiendas de autoservicio están saturadas de publicidad en los equipos, uno más no hace falta, menos en épocas de los streaming.

La BUAP está acorralada en un laberinto sin salida que significa la falta de dinero por derechos de televisión y publicidad, además que su negocio no necesita del fútbol para funcionar, la educación.

La Liga Mx está en serios problemas cuando su socio recién ingresado entró a un callejón sin salida y, en vez de recibir ayuda, está acorralado entre la televisión y la ausencia de publicidad.

Al final de cuentas Lobos tendrá sus ingresos por medio de la televisión de paga pero el llamado de atención es para la Liga Mx, porque urge que implemente un modelo de negocio ante una estructura caduca e inoperante, de lo contrario las deserciones y desafiliaciones serán cada vez más recurrentes.

Si las cementeras, cerveceras, refresqueras o iniciativa privada puede solventar los gastos de los equipos de fútbol a través de mercadotecnia, los nuevos socios del fútbol (equipos) requieren ingresos que permitan pagar los gastos operativos y generar ganancias, de lo contrario, tendremos una liga en números rojos que va a detonar una crisis económica en el balompié nacional.

Así empezamos el torneo Apertura 2017.