Radio Pasillo

Liga Mx: a rascarse con sus uñas

Cuando Emilio Azcárraga Milmo compró al Club América el 22 de julio de 1959, comenzó el “boom” del fútbol nacional de la mano de la televisión, primero en Telesistema Mexicano y después Televisa.

Desde entonces, la primera división creció en audiencia e impacto mediático a una sociedad ávida de entretenimiento en el hogar. Azcárraga Milmo encontró en el fútbol el primer gran movimiento de masas en el ámbito deportivo que aumentó las ganancias por publicidad.

Fue por la televisión que se creó el sistema de liguillas(1970) en México para definir al campeón, cuando se percataron que las audiencias bajaban hacia el final de las temporadas largas, abril y mayo, porque el campeón estaba definido.

Fue en la década de los 80’s cuando la televisión generó el mayor nivel de audiencia y ganancias comerciales por publicidad de la mano de la rivalidad América-Chivas, Cruz Azul-América y Pumas-América. A partir de los años 90’s, el fútbol fue considerado por las televisoras mexicanas como un producto más de su carta de programación, lo que ha ocasionado varios de los problemas que hemos tenido en nuestro balompié a nivel deportivo.

Pues bien, la gallina de los huevos de oro se terminó y a partir de ahora la Liga Mx se tendrá que rascar con sus propias uñas, debido a que las televisoras abiertas no pueden seguir sosteniendo más (económicamente) al fútbol. Televisa está recortando presupuestos y Tv Azteca hace años que reporta perdidas, por lo que tendrán que permitir el paso de otras cadenas de televisión restringida para que participen en el negocio del fútbol mexicano.

La Liga Mx busca reestructurar su modelo de negocio apegando al método que se utilizó en Inglaterra con la Liga Premier. Entre los cambios relevantes que se proyectan se encuentran abolir el descenso para que los dueños de equipos tengan garantizada su inversión. Un segundo punto es el de comercializar los derechos de televisión de la liga en paquete y no por equipos, con el objetivo de repartir entre todos los clubes el dinero que genere la venta.

Es decir, los juegos del América que por 58 años han sido exclusivos de Televisa, ahora se repartirían por torneo, entre las cadenas que paguen por los derechos de transmisión en televisión de la Liga Mx.

El fútbol mexicano y la televisión abierta se adaptan a la nueva realidad digital del internet.