Radio Pasillo

Late el corazón santista

El triunfo de Santos Laguna sobre Necaxa de 3 goles a 2, dio signos vitales a un enfermo en terapia intensiva que no registraba ritmo cardíaco en el electrocardiógrafo.

En el escenario más difícil, llegó una victoria tardía pero necesaria en la tabla del descenso. Las condiciones adversas de enfrentar a la segunda mejor defensa del torneo, que en mucho se lo deben a Marcelo Barovero, daban la impresión de que tendríamos un partido sin goles, con todas las dificultades que había tenido la ofensiva de Santos para anotar.

Ganar en casa, anotando tres goles con tantos de sus tres delanteros no lo hubiera pensado ni el más optimista de los aficionados laguneros.

Con todo y la victoria sobre la escuadra de Aguascalientes, Santos Laguna no puede ser un equipo de destellos en su desempeño, tiene que encontrar regularidad y eso sólo lo va a tener con la consecución de victorias.

Finalmente en algunos jugadores, además del entrenador, entró la frase: “puntos para la tabla porcentual” y es una buena señal de que la realidad los ha alcanzado. Será a partir de está realidad aceptada que el aficionado santista podría albergar esperanzas de que el equipo gane más partidos en el cierre del torneo.

Una realidad agregada es que el partido de mañana en Querétaro es un juego por el descenso.

La intensidad que no se mostró en duelos anteriores del mismo corte costaron derrotas o empates, excepto ante Cruz Azul, en el cual el árbitro le metió la mano al resultado.

Seguir ganando será la fórmula para convencer a los aficionados de que el enfermo goza de cabal salud y de que lo sucedido el pasado miércoles en el TSM no fue una golondrina.

El equipo de Siboldi mostró una notable mejoría ofensiva pero a la defensiva sigue teniendo problemas, lo que ocasionó que no se pudiera asegurar el triunfo hasta que pitó el árbitro Paul Enrique Delgadillo.

En medio de una semana tormentosa por el huracán San Román que entró en Tampico-Madero y que amenaza con afectar a la Comarca Lagunera, espero que los futbolistas cumplan con su trabajo de poner al menos 15 puntos de distancia sobre Tiburones Rojos en la tabla de cocientes cuando termine el actual torneo.