Radio Pasillo

Interino que no es lo mismo que interno.

La figura del entrenador interino en el fútbol mexicano surge como parte de nuestra cultura de elegir al mero-mero esperando los tiempos, dirían en términos políticos, aunque no estoy muy seguro que a mitad de la construcción de un puente existe un ingeniero civil interino, o que a mitad de una operación se designe a un médico cirujano interino, es decir, se recurre al director técnico interino cuando el plan original deportivo de un equipo de fútbol se vino abajo sin previo aviso.

El problema del estratega interino es equiparable al café descafeinado, a la coca light o leche semidescremada: son pero no son, mandan pero no mandan, debido que, contrario a un entrenador titular, su tiempo como responsable es limitado, saben cuando va a terminar y por lo tanto dependen de la buena voluntad de los jugadores para acatar órdenes, indicaciones y normas de disciplina.

El director técnico interino generalmente es definido, invariablemente, como un hombre institucional, que no es otra cosa que una persona que tiene varios años trabajando en el club.

A mi mente viene dos personas que hicieron funciones de emergencia, Roberto “Monito” Rodríguez en el Club América y Carlos “La Banana” Ortiz en Santos Laguna, ambos fungieron como auxiliares técnicos que entraron al quite cuando el entrenador titular fue cesado. Incluso Ortiz es el único estratega del conjunto lagunero en nunca haber perdido un juego como local. 

En el fútbol mexicano extinguió al director técnico interino debido a que los torneos cortos y la tabla del descenso no permiten dejar escapar puntos, ya sea para calificar a la liguilla en 17 partidos o eludir la liga de ascenso en una suma de seis torneos cortos.

Cuando un estratega es despedido inmediatamente se tiene al sustituto. En el clausura 2015 tuvimos el ejemplo de Gallos Blancos, equipo que despidió a Ignacio Ambriz en la fecha 7 para contratar a Víctor Manuel Vucetich, quien consiguió llevar a los queretanos hasta la final. 

La selección mexicana tiene tres compromisos vitales en su futuro comercial y deportivo inmediato, un juego en Estados Unidos para ir a la Copa Confederaciones y dos partidos de eliminatoria mundialista para Rusia 2018, sería un error no tener un entrenador responsable del tricolor a partir del próximo lunes que tenga garantía de ser el ungido, para la próxima Copa del Mundo.


¿USTED CREE?

Robert Dante Siboldi será el entrenador de Santos Laguna para los juegos frente a Rayados y Pumas en la Liga Mx, además contra Saprissa en Costa Rica en la Liga de Campeones de Concacaf. Después de esos partidos, el uruguayo regresará como director de fuerzas básica.