Radio Pasillo

3 de 3

Ganar 3 partidos consecutivos en casa es un asunto poco habitual, prácticamente extraño en el fútbol mexicano.

Se deben presentar asuntos extraordinarios para que un equipo juegue tres cotejos consecutivos como local, tal como le va a ocurrir a Santos Laguna en las próximas dos semanas y media.

El paro laboral de los árbitros en la Liga Mx provocó que los albiverdes reciban en línea a Querétaro, Pachuca y Rayados. Apenas a inicios del actual torneo, Toluca pasó por una situación idéntica, debido a la modificación del calendario en el torneo anterior por la remodelación del estadio Nemesio Diez. El América, por consecuencia, tuvo tres partidos en el Estadio Azteca en el torneo Apertura 2016. En ambos casos, la marca de los involucrados fue dos ganados y uno perdido, como dato curioso, en las dos situaciones perdieron el tercer juego.

Los Diablos Rojos le ganaron al Atlas (4-2) y al propio América (2-1) pero cayó de manera sorpresiva ante Jaguares por la mínima diferencia, mientras que las Águilas vencieron a Chiapas (2-0) y al Toluca (3-1) pero cuando buscaban el triplete perdieron ante Tigres por 3 goles a 0. Por la situación que atraviesa el equipo lagunero, emular lo hecho por los equipos escarlata y de Coapa serían excelentes noticias, aun por encima de los deseos de la afición de sacar los 9 puntos.

El grado de dificultad del reto que tendrá Santos en las próximas 3 jornadas es altísimo, Gallos Blancos y Monterrey han sumado 12 de los últimos 15 puntos que han disputado, mientras que los Tuzos lucen como el rival más accesible con 9 unidades en los 5 partidos más recientes. Como dato adicional, en este trayecto, Rayados le ganó tanto a Querétaro como a Pachuca.

La situación deportiva del equipo santista sufrió un duro golpe con la noticia de la lesión de meniscos de Jonathan Rodríguez, debido a que se agudiza la reducción de elementos ofensivos en el plantel de jugadores, el aporte ofensivo del uruguayo con velocidad y algunos goles, además de su proyección positiva ante la tribuna, desaparecen.

A partir de ahora se acabaron los recursos ofensivos para José Manuel de la Torre, ya que le quedan Ulises Dávila y Mauricio Cuero. La situación de Ronaldo Cisneros es que reportará con la selección Sub 20 al terminar el partido del próximo domingo.

Todo queda en los pies del Chatón Enríquez, de que Tavares y Furch jueguen 90 minutos y que algún jugador de la banca surja como el Ave Fénix para aportar al equipo calidad de minutos.