Radio Pasillo

Las Fuerzas Básicas en México

El tema está de moda por la irrupción en el gran aparador que representa Chivas del jugador lagunero Javier Eduardo López. En mi experiencia en el fútbol profesional de México detecté cinco problemas en el sistema de fuerzas básicas.Primer problema: es la falta de entrenadores capacitados en la formación de jugadores.

La mayoría de las personas que trabajan en las fuerzas básicas de los clubes en nuestro país son jugadores retirados que obtuvieron su título de directores técnicos pero no están capacitados para formar futbolistas.

Una cosa es entrenar jugadores y otra muy distinta es formarlos a nivel deportivo, físico y mental.Segundo problema: corrupción en los sistemas de fuerzas básicas.

La poca remuneración económica de los entrenadores en divisiones inferiores provoca que, las personas encargadas de dirigir los equipos formativos, recurran a pedir dinero a las familias de los futbolistas para que jueguen.

Aclaro que no son todos los entrenadores ni en todos los equipos pero el problema es grave, amplio y existen muchas historias de corrupción en fuerzas básicas.

Tercer problema: los jugadores que llegan a los equipos sub17 y sub20 son futbolistas con deficiente formación técnica que provocan que la mayoría de estos elementos no debuten en primera división.

En un entorno en el que los directores técnicos se la piensan para tener un joven menos de 20 años en su alineación por múltiples factores, uno que obstaculiza su arribo a primera división tiene que ver con las deficiencias técnicas con que llegan.

Cuarto problema: que tiene que ver con el punto anterior, si en lo deportivo hay varias deficiencias, la psicología del deporte no existe en la mayoría de los clubes de primera división y liga de ascenso.

Esto provoca que un jugador que debuta con el primer equipo pierda el piso rápido. No sabe como asimilar fama, dinero, halagos, su propia familia, amigos, desconocidos, su entorno cambia, todos le dicen que es el mejor, que será el próximo Hugo Sánchez, Cuauhtémoc Blanco o Rafael Márquez y se pierde porque no está preparado para seguir enfocado en su talento dentro de la cancha de fútbol.

Quinto problema: falta de capacitación del propio jugador. Muy pocos futbolistas de fuerzas básicas tienen el hábito de leer un libro, analizar a sus rivales, entender el juego a nivel mental. Piensan que su trabajo termina con el entrenamiento o partido de fútbol.

Les urge la fiesta, jugar Xbox o comprar el auto nuevo.La línea de producción de futbolistas en México está defectuosa y por ende, los jugadores extranjeros invaden la Liga Mx.