Radio Pasillo

Chepo consiguió unificar criterios

Algo que hace mucho no conseguia un entrenador de Santos Laguna. Porque entre Caixinha, Ayestarán y Zubeldía hubo división de opiniones en cuanto alineaciones.

Sin embargo, José Manuel ha hecho que la mayoría, casi absoluta, opine que Bryan Rabello y Mauricio Cuero no deben iniciar en el partido del próximo domingo frente al Atlas y, de ser posible, no estar siquiera como suplentes.

Si en verdad existe ese ente intangible que se llama inteligencia deportiva, debió señalar desde el pasado domingo al Chepo de la Torre la exclusión de ambos futbolistas del once inicial para los cuatro últimos partidos del actual torneo.

Otra cosa que debió instruir el departamento de inteligencia deportiva al director técnico es cambiar su sistema de juego que no lleva a ningún lado. Martín Bravo lo dejó claro el pasado lunes, él se siente más cómodo jugando con otro delantero, entonces ¿qué esperan para escuchar la voz de sus propios jugadores?En lo personal, no entiendo el afán autodestructivo de José Manuel de la Torre.

Ese sistema de cinco volantes y un delantero no funciona porque, para empezar, Rabello y Cuero no pueden entregar la pelota a sus compañeros. Si un principio tan básico no se puede ejecutar en la cancha, entonces menos se podrán ganar partidos.

Otro problema de la formación que ordena El Chepo es que el delantero queda solo con tres o cuatro defensas. A menos de que tengas a Luis Suárez en la selección de Uruguay, no habrá manera de que un atacante santista corra 40 metros a la portería con balón controlado y meta un gol.

Para como están las cosas al día de hoy en la tabla del descenso, tras el desastre de partido en Pachuca y lo cepillados que están futbolistas como Emiliano Armenteros, Ulises Dávila, Jorge Villafaña o David Andrade por quien sabe cuantas razones, pienso que sería mejor dar entrada a otros jugadores Sub20 como Carlos Antuna, Ronaldo Cisneros, Edson Martínez o Jesús Miranda, quienes, insisto, empezarían por entregar el balón a su compañero de manera correcta.

La preocupación de los aficionados de Santos ha ido en aumento luego del cotejo en Pachuca porque no se puede concebir que la terquedad esté por encima de la razón. No se puede concebir que no se cambie lo que no funciona y peor aún, que la persona responsable de analizar y decidir (Chepo) no modifique en medio de la crisis.Para conseguir diferentes resultados se requiere de cambios y no estar repitiendo las mismas cosas que te impiden ganar los partidos.

Esto pinta para igualar el peor torneo corto en la historia de Santos Laguna. Urge que la razón se imponga.