Radio Pasillo

Entre Cardiff, Glasgow y el Ascenso Mx

Los ojos del mundo en fútbol están puestos hoy en el país más pequeño en extensión territorial, de la Gran Bretaña, Gales, pero que tendrá a jugadores en su máxima expresión deportiva como Cristiano Ronaldo, Toni Kroos, Gianluigi Buffon o Paulo Dybala (a quien Messi no quiere en la Selección de Argentina).

La final de la Liga de Campeones de Europa reúne a la “clase alta” del fútbol mundial, que no significa que a lo mejor. Juventus tiene seis campeonatos consecutivos en Italia (eso en términos políticos es dictadura) y Real Madrid es campeón vigente de la Champions y España (esto en economía es monopolio).

La Copa del Mundo de la FIFA es la principal víctima de la dictadura y monopolio de la Liga de Campeones de Europa, lo cual busca revertir a través de la democracia que impondrá en el año 2026 al ampliar el número de selecciones nacionales a 48.

Lo que la FIFA no podrá tener del torneo de la UEFA es el alto nivel futbolístico de las estrellas mundiales.

Siendo Europa sede de las cinco mejores ligas del mundo (por nivel de fútbol), Carlos Peña fue a parar a la tercera división del viejo contiente con el equipo Rangers de Escocia.

El famoso “Gullit” paga las consecuencias de las fiestas en León y Guadalajara con un autoexilio en la fría ciudad de Glasgow, cortesía de Pedro Caixinha.

Peña busca redimir sus pecados en el equipo de los seguidores de la Iglesia Anglicana Británica, el gran rival del Club Católico de Escocia, el Celtic (equipo hermano de Santos Laguna).

Carlos Peña debió buscar recuperar su carrera en un equipo de media tabla hacia abajo de la Liga Mx, donde el nivel de competencia es notablemente más alto que una liga en la que sólo tres equipos compiten.

Hablando de competencia, los dueños de los equipos de la Liga Mx propinaron un golpe casi letal al circuito de Ascenso al certificar a sólo 6 clubes para subir a primera división en la próxima temporada.

En términos de negocio no tiene sentido jugar una liga en la que únicamente el 35% de los participantes pueden aspirar a cumplir con la denominación de origen, ascenso.

Hubiera sido mejor tener dos clubes más en la Liga Mx y desaparecer el Ascenso Mx, porque lo que consiguieron con la certificación fue debilitar el valor comercial de una liga que de por si tiene problemas para obtener recursos por patrocinios y derechos de televisión.

El Ascenso está condenado a la desaparición.