Radio Pasillo

Bla, bla, bla, bla, bla

Es el resumen de lo que dijo ayer Guillermo Cantú en la rueda de prensa en la que salió a decir que Juan Carlos Osorio seguirá como entrenador de nuestros ratoncitos verdes que fueron goleados de manera inmisericorde por Chile.

Nuestros directivos volvieron a salir a dar un discurso mareador acerca de la reflexión de lo sucedido en la segunda casa del tricolor, Estados Unidos y más en el área de California, a prometer lo que no van a cumplir y hablar de flagelación repetitiva.

Básicamente es lo mismo que hemos escuchado desde el 2001, cuando nuestros roedores verdes comenzaron a tener problemas para calificar a los mundiales, excepto en la etapa de Ricardo Antonio Lavolpe. Es el mismo discurso mareador que en su momento dieron Alberto de la Torre, Rafael Lebrija, Justino Compean, Decio de María y ahora el lagunero Cantú.

Ninguno de los cinco personajes que han tenido en sus manos las riendas directivas de la Federación Mexicana de Fútbol dice algo coherente acerca del problema de fondo del nuestro balompié.La secuencia es: Emilio Azcárraga Jean controla las cuestiones deportivas y comerciales del equipo mexicano. El actual dueño del Club América no cede un ápice de ese control a nadie.

Emilito no tiene conocimiento deportivo del juego de fútbol, entonces, como los puestos directivos de nuestra famélica federación los ocupan ejecutores de órdenes, pues sencillamente no hay planeación deportiva, de ningún tipo. Los dueños de los equipos de las ligas Mx y Ascenso se pelean los unos con los otros, forman segmentos de poder que no consiguen unificar criterios, excepto en el tema económico.

Es el único asunto en el que todos los propietarios se ponen de acuerdo, y como el tema dinero pasa por el tema comercial, entonces las convocatorias al tricolor requieren de los jugadores “europeos” que en la mayoría de los casos tienen pocas ganas de jugar con la selección.

Los futbolistas de nuestra representación de patear la pelota no se hablan entre si, los “europeos” no le hablan a los que militan en la Liga Mx. Así que el juego de conjunto no existe (ni existirá) en el corto plazo.

Nada de está añeja secuencia de hechos se habla en las larguísimas ruedas de prensa de flagelación, que vivió su sexto capítulo con el ex – presidente de Santos Laguna como protagonista, y que recuerda a los informes de gobierno que nos chutábamos en México cada 1 de septiembre.Entonces, como no se tratan los temas de fondo tampoco esperemos soluciones efectivas. Nos vemos en el hexagonal de Concacaf para el mundial de Rusia, cuando escuchemos otro discurso mareador.