Pluma de gallo

Pluma de Gallo

Sí que tal buenos días estimados y finos lectores, me da mucho gusto que se tomen el tiempo para leer esta columna donde se rinde culto al Príncipe Emplumado y a toda la industria gallera en general.

Hoy 1º de abril inicia el mes del niño, a lo largo de mi carrera periodística-gallera he escuchado muchas anécdotas de grandes galleros. La mayoría de estas anécdotas coinciden en que cuando eran niños su satisfacción era asomarse a las grandes galleras… Caminaban grandes distancias, buscaban el modo de trepar la barda, subir al árbol y pasarse horas y horas admirando las aves de combate y añorando tener una en sus manos.

Uno de ellos, que me pidió reservara su nombre, me comenta que en una ocasión trepó una barda, como lo hacía cotidianamente; en esa ocasión para su buena fortuna cayó de ella al interior de la gallera.

El dueño de dicha gallera era un señor muy serio y malencarado, este niño que cayó no se preocupó ni le dolió la caída, más bien pensaba en la regañiza que le esperaba con este "ogro" criador… Su sorpresa fue grande cuando escuchó reír a carcajadas a este señor, sobre todo, me comentó, que era la primera vez que lo escuchaba reír después de 2 años de acudir a admirar sus aves desde la barda.

El gallero entre habla y risa le dijo: ¿a ver chamaco que hacías ahí trepado? Admirando cómo cuida, alimenta y prepara sus gallos, le contesté. Muy bien escoge el pollito que más te guste de toda la gallera, si de aquí a medio año me lo traes en buenas condiciones, te regalo una polla… Ese fue mi primer pie de cría de mi primera gallera, nos comenta el ahora gran criador de gallos que algún día nos permitirá revelar su nombre.

Enrique López, gran criador de gallos españoles en León, Gto., nos platica: "cuando tenía 10 o 12 años, mis hermanos y yo teníamos un gallo que mi papá nos compró, echábamos peleas con los vecinos de la cuadra. Un día un chavo de otra colonia vino a retarnos, aceptamos la pelea y fue aplazada a 15 días, la apuesta era "de a los Gallos". Se llegó el día de la pelea y ahí junto a mi casa estaba un baldío que era donde jugábamos, y pues se echaron los gallos, era espuela mocha y en pocos minutos nuestro gallo aventajó al contrario y en un momento de la pelea, sale huido el otro gallo y el dueño corriendo tras de él.

Nos grita ahorita lo traigo…! Pues siguió al gallo, lo alcanzó, lo agarro y siguió corriendo con él, jamás volvimos a ver al gallo ni a su dueño.

En este mes del niño su servidor Joel Silva les pide que cuiden y respeten a los pequeños durante toda su vida de infantes.

Que enseñen a sus hijos, sobrinos, ahijados a criar y cuidar algún animalito. Siembren junto con ellos una semilla que a la postre dará un árbol grande y frondoso, lo más sencillo un limón, una naranja, que son fáciles de lograr, todos buscamos siempre en cualquier lugar la sombra de un árbol, sobre todo en estas épocas de calor, pero yo le pregunto: ¿usted alguna vez ha sembrado y cuidado un árbol?.

Por mi parte he sembrado más de 20 árboles a lo largo de mi vida, en estos momentos tengo 5 pequeños mezquites que orgullosamente sembré desde semilla… Feliz Mes del Niño, hasta el próximo sábado. Gracias.