Pluma de gallo

El deporte del caballero

A partir de hoy tengo y agradezco la oportunidad de escribir semanalmente en este importante medio de comunicación para rendir culto, promover y difundir una relevante tradición mexicana, La pelea de gallos, también llamada "Deporte de Caballeros".

Entre otras cosas esta tradición es parte importante en la cadena productiva de la industria mexicana, genera cientos de miles de empleos directos y estables, así como miles de empleos indirectos y eventuales que dota de recursos extras y complementarios a gran cantidad de personas a lo largo y ancho de la República Mexicana.

Un ejemplo.

Empresas internacionales dedicadas a producir alimentos especializados para el ave de combate han invertido en México grandes cantidades de dinero en instalaciones. Estas empresas no solo mezclan las diferentes semillas que tradicionalmente se les ha suministrado a los gallos de pelea, desarrollan de manera científica pellets de alimento balanceado que incluyen el porcentaje adecuado para el desarrollo del ave de combate en sus diferentes etapas, desde el alimento para la gallina, para el pollo (hasta ciertas semanas de desarrollo y crecimiento), para pollos maduros y así hasta llegar al alimento ideal que será suministrado al ave de combate durante la postura (preparar al gallo para la pelea). Estas empresas investigan, producen y realizan análisis de campo diariamente, este es un tema largo que abordaremos a futuro.

Hablar del deporte del caballero es hablar de decenas de actores involucrados en esta tradición, uno de ellos es el criador, que cuida a las aves literalmente desde el huevo, no sin antes haber encontrado el semental que a su juicio fue el ideal para la cruza de la gallina.

A lo largo de 8 años al frente del programa de televisión

"Noche de Gallos" su servidor ha tenido la oportunidad de conocer grandes criadores de aves de combate, tanto navajeros como de cuarto de redonda, las experiencias, vivencias, anécdotas, las iré platicando semanalmente en esta columna.

Cabe destacar que una ocasión tuve la oportunidad, así como la tengo hoy de escribir en este medio, de tratar el tema del gallo en el programa

"Ventana Deportiva", ya que un patrocinador me dijo que porque en mi programa de deportes no incluía el tema del gallo, que el gallo también era un deporte y se le nombraba el

"Deporte del Caballero "un solo programa de televisión basto para cambiar por siempre el tema deportivo en general y hablar únicamente del "Príncipe Emplumado". Anterior al primer programa con el tema del gallo no hicimos ninguna promoción ni comentamos a nadie que hablaríamos de gallos, aun así la sorpresa fue grande al llegarnos infinidad de mensajes de felicitación pidiéndonos que siguiéramos hablando del ave de combate.

Así dio inicio "Noche de Gallos".

Hasta pronto