El cuaderno de Jimena

"Wimbledon, el tenis y la igualdad salarial"

En el All England Club ya se celebra la edición 131 del tercer Grand Slam del año. Misma que celebra también, en un ámbito más desapercibido, 10 años de que los organizadores de Wimbledon decidieran sumarse al US Open, Australian Open y Roland Garros, como un torneo que paga de igual manera al campeón de la rama varonil y femenil su premio monetario, uno que llegó a 2.8 millones de dólares este 2017. “Es absolutamente correcto. Ambos traen un valor fantástico al campeonato y por lo mismo es solo apropiado y correcto que el premio monetario sea el mismo.” Dichas fueron las palabras de Richard Lewis, jefe ejecutivo de The Championships, hace unos días, unas que engloban una vez más la postura que ha venido manejando un deporte como el tenis a nivel global, sin duda el más reconocido en igualdad salarial. En 2016, la revista Forbes, dio a conocer que ocho de las diez atletas femeninas mejor pagadas pertenecían a la WTA, y aunado a que en su listado de los 100 atletas mejor pagados en su edición 2017, solo se logró colar en el puesto 51 Serena Williams, es que se puede ver el reflejo de la apertura que ha tenido esta disciplina. Sin embargo, hay otras en que la desigualdad es abrumante. El golf, el baloncesto, el cricket, el futbol e incluso la UFC, que tuvo de hecho en Ronda Rousey a una de sus máximas figuras en la historia y que aún así percibió menos económicamente en sus contratos que luchadores menos afamados, son algunos ejemplos. Aunque desde 1963 el presidente John F. Kennedy firmó el Equal Pay Act (la Ley de Igualdad de Remuneración), hoy por hoy las mujeres trabajadores en EU reciben 79 centavos por cada dólar que hace su contraparte varonil. El caso de las estadunidenses tricampeonas de soccer femenil, es otro preocupante, pues si bien se entiende que las ganancias monetarias por conseguir el título mundial no sean las mismas que recibieron los alemanes en 2014, ya que el evento no genera comercialmente lo mismo, en cuestión de salarios están lejos de ganar lo mismo que los jugadores, que tan solo han llegado a unos cuartos de final. Así que aplausos al tenis, por mantenerse firme ante la polémica.  Twitter@jiimejime

jimrodgal@gmail.com