El cuaderno de Jimena

Cuando los vikingos conocieron el futbol

“Es como tener a tu familia en el juego. Conozco probablemente al 50% de los espectadores, ¡o por lo menos los reconozco!”

Kári Árnason

Defensa islandés

 

Se abrió un nuevo capítulo en la historia del futbol y es el de Islandia. De esas hazañas que el balompié internacional necesitaba. Pero lo importante desde este momento es aprender a diferenciar que lo remarcable no es que Islandia esté en los cuartos de la Euro 2016 como selección nacional, sino como país.

Desde el proceso clasificatorio para este torneo, “nuestros muchachos”, como se les conoce en su isla, venían dando de qué hablar al dejar fuera a Holanda con dos victorias. Islandia acaparaba la prensa internacional y esta vez no tenía que ver con su campaña de apertura a refugiados sirios, con el escándalo de su Primer Ministro a raíz de los Panama Papers, ni con las cenizas de su volcán Eyjafjallajökull que no permitieron el tráfico aéreo. Ahora se hablaba de cómo Islandia, un país de 331 mil habitantes, llegaría a Francia como el 34º en el ranking FIFA. Los locales dejarían de presumir, el haber hecho historia en el 96 cuando uno de sus jugadores entró de cambio por su padre.

Islandia es más que eso. Es más que con un capitán de la segunda división inglesa y un asistente técnico que es medio tiempo dentista, llegaron a una fase final como la nación más pequeña en haberlo logrado. La realidad es que por años, las condiciones climáticas de la isla hicieron imposible a sus habitantes practicar el futbol. El mes más cálido del año apenas registra temperaturas que van de los 10 a los 13° C, aunado a que su noche puede llegar a durar hasta 20 horas en diciembre. Hace 15 años, con la primera visita de la UEFA al país, el gobierno comenzó a invertir en instalaciones de canchas climatizadas para que cualquier ciudadano pueda practicar futbol y hoy los conocidos como indoor kids (niños de interior) son el futuro de su selección, ya que desde los cuatro años cuentan con un entrenador acreditado por la UEFA.

Treinta campos climatizados, siete de ellos en interior, además de 150 pequeñas arenas artificiales hicieron posible la creación de Ligas de aficionados, un proyecto que hoy se comprueba ha dado resultado.

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com