El cuaderno de Jimena

Hasta Putin lo sabía

“¿Tenía Rusia un programa de dopaje sistemático a nivel nacional para hacer trampa en las Olimpiadas? Sí. ¿Eras la mente detrás de la creación del sistema que engañó a las Olimpiadas? Sí. ¿Putin era consciente de la existencia del sistema de dopaje en Rusia? Sí. Conocía mi nombre”.

Éstas son solo algunas de las tantas revelaciones que el doctor Grigory Rodchenkov, ex director del laboratorio antidopaje de Moscú, da a conocer al mundo en Icarus, una nueva entrega documental de Netflix que no podría haberse estrenado en mejor momento, pues en Londres se está disputando una edición más del Campeonato Mundial de Atletismo y son justamente 19 los atletas rusos de pista y campo que recibieron un permiso por parte de la IAAF para poder participar bajo la bandera neutral. Fue desde diciembre de 2014 que uno de los mayores engaños en la historia del deporte dejó de ser un secreto. La cadena alemana ARD, reveló que por años Rusia había manipulado pruebas antidopaje en busca de asegurar que sus atletas consiguieran medallas olímpicas. La Agencia Mundial Antidopaje reaccionó con una investigación a fondo realizada por un Comité Independiente y en noviembre de 2015, la primera parte del llamado informe McLaren confirmaba las acusaciones y daba a conocer detalles de cómo un sistema de dopaje de Estado influenció en los resultados de Sochi 2014. A su vez, la IAAF votaba 22-1 a favor de la suspensión provisional de Rusia de toda competición de atletismo y así fue cómo a más de 100 atletas del país no se les permitió asistir a Río 2016. Aunque hasta hoy el Kremlin niega las acusaciones que involucran a su gobierno, el escándalo crece. En junio pasado la FIFA confirmó que actualmente se está llevando a cabo una investigación sobre la selección rusa que participó en Brasil 2014, pues los nombres de los futbolistas aparecen en una lista de más de mil atletas bajo sospecha de doping que la AMA entregó. Este 2017, la IAAF ha concedido un total de 47 permisos a atletas rusos para poder competir, pero sea el número que sea, el pasado ya marcó por siempre a esta delegación y en la historia quedará el nombre de Grigory Rodchenkov como la pieza clave que confesó. 

Twitter@jiimejime

jimenar14@gmail.com