El cuaderno de Jimena

21 años de excelencia y es por él

Fue 98-85 el marcador que les garantizó mantener la racha más longeva para un equipo en postemporada entre las cuatro grandes Ligas deportivas de Estados Unidos. Con 12 son los Pingüinos de Pittsburgh en la NHL los que se quedan más cerca, seguido de los Patriotas de Nueva Inglaterra con 9 y los Dodgers de Los Ángeles con 5. La última vez que los Spurs de San Antonio no llegaron a los playoffs de la NBA fue en la temporada 96-97, la primera en que Gregg Popovich estuvo al mando. Los números fueron terribles, pero aquellas 20 victorias por 62 derrotas le permitieron tener la selección número 1 del Draft : Tim Duncan, quien en mancuerna con el Coach Pop le dieron al equipo 5 campeonatos. Aquella primera campaña como uno de los mejores 8 de la Conferencia Oeste fue hace tanto tiempo, que incluso jugadores de esa quinteta como David Robinson, Chuck Person, Avery Johnson, Will Perdue y Vinny del Negro superan ya los 50 años. Eso sí, la racha no es la más larga de la historia en la NBA, esa es de los Nacionales de Syracuse/76ers de Filadelfia, que hilaron 22 años entre el 50 y 71. Una marca como la que tienen los Spurs se puede atribuir a varios factores, pero no debería ser secreto que es su entrenador la pieza que trasciende. Y no tiene que ver solo con su entendimiento del basquetbol: “Para mí el baloncesto no es mi vida, es como gano dinero, pero no es lo más interesante. Si ganamos no me emociono demasiado y si perdemos no me deprimo, sigo adelante”. Tiene que ver más bien con la conexión emocional que tiene con su entorno, incluidos sus jugadores. Hijo de un padre croata y madre serbia, él mismo atribuye su empatía con la comunidad, sobre todo en el ámbito racial al haber crecido en East Chicago, Indiana. The Undefetead describió a Pop como el coach más despierto respecto a lo que pasa a su alrededor. LaMarcus Aldrige dice que les ha hecho darse cuenta que hay más cosas importantes en el mundo fuera del deporte. Con un pasado en la Fuerza Áerea, no solo salió en defensa de Colin Kaepernick durante su protesta, sino que llevó a sus jugadores a ver Hamilton en Broadway, y les hace preguntas sobre lo que pasa en el mundo. Parece que la clave del éxito está más allá de lo que suceda en la duela. 

Twitter@jiimejime

jimenar14@gmail.com