El cuaderno de Jimena

Para europeos y sudamericanos

Primero fue el Mundialito de Clubes, disputado en la década de los cincuenta en Caracas, después llegó la Intercontinental, la verdadera precursora del actual Mundial de Clubes. En su primera edición en 1960, el Real Madrid se convirtió en el primer campeón y por ende en el mejor equipo del mundo al vencer en visita recíproca al Peñarol, primer campeón de la Copa Libertadores, en ese entonces conocida como Copa de Campeones de América. En 43 ediciones que se disputó hasta el 2004, los campeones de Conmebol se llevaron 22 intercontinentales, mientras que UEFA se quedó con 21. En el 2000, la FIFA, liderada por Blatter, vio la oportunidad de incluir y así mantener contentos al resto de las confederaciones y ya que Toyota había entrado como patrocinadora del certamen desde 1980 y desde entonces ningún equipo se había negado a asistir, sabía que expandirla al resto del mundo y llamarla Mundial de Clubes sería un negocio redondo. El primer campeón fue el Corinthians de Brasil y después no se disputó hasta 2005, donde desde entonces una vez más solo han ganado europeos y sudamericanos, en específico únicamente brasileños. Así que una vez más la Copa Mundial de Clubes llega a Yokohama, Japón, para su decimotercera edición y una vez más los favoritos son los campeones de Champions y Libertadores, Real Madrid y Atlético Nacional. Mientras que el Jeonbuk, el Mamelodi Sundowns, el Kashima Antlers, el Auckland City e incluso el América, son solo relleno. Nada más que eso. 

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com