El cuaderno de Jimena

¿Por qué nos enamoramos del futbol?

“El futbol es todo lo que la religión debería ser, fuente infinita de esperanza, ocasionalmente milagrosa y gobernada por simples reglas no contradictorias”

Sean Wilsey (escritor)

 

Lo que hace al futbol universal es su sencillez. El hecho de que siempre se pueda jugar en cualquier lugar con cualquier cosa. Pero el enamoramiento va más allá del buen futbol. Recientemente me encontré en mi colección de revistas de National Geographic un artículo que justo ahora me vino bien leer, porque a pesar de que se trata de una compilación de ensayos titulados The beautiful game, escritos en el marco del Mundial de Alemania 2006, siempre es interesante leer la voz de aficionados novelistas, autores, escritores en general que saben plasmar a la perfección porqué el futbol es omnipresente.

El futbol como juego, el futbol como religión, como pasión política, como guerra, como escuela; podríamos no terminar. Del futbol hemos sacado historias sociales, económicas, culturales, así como por supuesto deportivas, pero también hemos plasmado cantidad de analogías. Tomando en cuenta la de Sean Wilsey, quien escribió la introducción de este especial de la revista, el futbol como la religión puede provocar violencia, pero también ha creado puentes para combatir diferencias y darle la vuelta a prejuicios nacionalistas. Aunque es verdad que en recientes años hemos tenido todo el derecho a criticar las entrañas de las organizaciones que controlan el deporte, que convirtieron uno de los negocios globales más exitosos en imagen de codicia y corrupción; si algo sin duda alguna no va a cambiares la esencia del juego, la simple razón por la cual seguimos ahí consumiéndolo. Por eso, a pesar de los aspectos negativos que se siguen observando en el futbol, como la violencia y el racismo de ultras, hoy por hoy que la cultura mexicana sea la responsable de propagar por el mundo un grito que pretende ir en contra de valores que el deporte ha tratado de plasmaren más de 150 años de historia es simplemente vergonzoso.  

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com