El cuaderno de Jimena

Hecho en América

Son 467 minutos, 7.8 horas, que definen culturalmente y a través del ascenso y caída de una figura deportiva, la tendencias que han venido marcando a una nación desde hace décadas. Por un lado O.J. Made in America, es el perfecto retrato del consumismo de celebridades en Estados Unidos, y por otro, muestra cómo una sociedad se ha definido por usar el aspecto racial como una guía. El documental de la serie 30 for 30 de ESPN Films, recientemente nominado a un Oscar de la Academia, es el más completo perfil periodístico plasmado en televisión. La historia parte desde la tensión entre la comunidad afroamericana con la policía de Los Ángeles en la década de los sesenta, pasando por la exitosa carrera de O.J. Simpson en la universidad al conquistar el Trofeo Heisman y con los Bills de Búfalo en la NFL, hasta el llamado “Juicio del Siglo” y su eventual arresto por robo en 2007. 72 entrevistados y atónitas revelaciones. “O.J. Simpson siempre quiso ser un héroe nacional”, cuenta un amigo de la adolescencia; así que cuando la comunidad estaba necesitada de un modelo a seguir en los setenta, O.J. fue el indicado por retratar con carisma lo que era el éxito. Fue un parteaguas. La industria blanca estaba dispuesta no solo a aceptar, sino a engrandecer a un ídolo negro, a tal punto de que se hizo inmune a la realidad de ser uno en dicha época. “OJ era un atleta revolucionario en el país. La América blanca estaba buscando a alguien que pudiera borrar la amenaza de que aparentemente los atletas negros enojados iban a crear una revolución en el deporte. Su misión era borrar el tema racial como un factor definitorio en su vida”, revela Robert Lipsyte, columnista del New York Times. Lo que vivió fue una explotación mediática que parecía disfrutar. Pero más allá de la revelación de anécdotas que terminan por plasmar la verdad de si lo hizo o no, asesinar sin castigo, O.J. Made in America es una colección de tormentosas verdades sobre la sociedad americana, que hoy vive las consecuencias de su imaginario colectivo.

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com