El cuaderno de Jimena

El equipo del pueblo

Hace 100 años la idea surgió gracias al Real Club España, uno de los equipos más emblemáticos y ganadores de la primera mitad del siglo XX dentro del balompié mexicano, que con los tres títulos de la Liga Mexicana de Football Amateur Association que llevaba para 1916, inspiraron a Refugio y Trinidad Martínez a crear junto a sus amigos una nueva escuadra que se reunía a jugar en la calle Sinaloa de la colonia Roma. Así nació el Atlante, que solo junto al Pachuca y Guadalajara puede presumir un centenario de edad.

De perfiles de clase baja, obreros, trabajadores, que incluso hacían sus propios balones de papel y jugaban descalzos para no gastar los zapatos, surgió el apodo que los identifica más que cualquier otra institución con el pueblo. Equipo de glorias, pero también de estrepitosas caídas que lo convirtieron en club leyenda y en un fiel reflejo de lo que su afición vive día a día. Su mítico ex portero Félix Fernández publicó en un texto de 2007 lo siguiente: “Somos atlantistas porque soportamos la desventaja histórica que nos acompaña, el poco favoritismo, la inferioridad numérica; pero tenemos el corazón azulgrana porque, como nosotros, pocos”.

A lo largo de su historia, cinco mudanzas han alejado al club de su verdadero hogar, la capital, pero donde sea que esté, Querétaro, Neza, Cancún o si hablamos en otro ámbito, en la Liga de Ascenso desde hace dos años, el equipo sigue teniendo a sus fieles detrás. Hace unos meses Miguel Herrera recordaba al club en una entrevista que le realicé: “Esperemos que regrese, no lo ves en la televisión, pero tiene arraigo. Nosotros los atlantistas queremos el equipo en Primera. Es un equipo con 99 años de tradición. Ha tenido malas decisiones. Obviamente la falta de dinero, malas actuaciones de jugadores, técnicos y directivos, pero nadie puede decir que hizo bien las cosas”. Ahora solo es cuestión de esperar. 

 

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com