El cuaderno de Jimena

Trump, su decreto y el deporte


No se puede juzgar a todos por las acciones de unos pocos.

Eso no está bien, no es justo. No se puede generalizar
con los musulmanes porque los corazones de todos
los musulmanes no son así. La mayoría de ellos son puros

Rondae Hollis-Jefferson-Jugador musulmán de los Nets


Irak, Irán, Somalia, Sudán, Siria, Libia y Yemen son los marginados bajo el decreto de Donald Trump. Siete países musulmanes a los que se les ha prohibido la entrada a territorio estadunidense. Mo Farah, medallista olímpico; Ronda Rousey, de UFC; Michael Bradley, capitán de la Selección de EU; Ibtihaj Muhammad, primera mujer en competir con un hiyab para EU en unos Juegos Olímpicos, e innumerables figuras de la NBA, son personajes del mundo deportivo que han alzado la voz para mostrar su decepción, desacuerdo, enojo, entre otras reacciones. Luol Deng, de los Lakers, y Thon Maker, de los Bucks, corren por el momento con la suerte de haber nacido en territorio catalogado como Sudán del Sur (desde su independencia en 2011) y a que cuentan con doble nacionalidad; a otros en cambio, como a dos basquetbolistas estadunidenses, no se les permitió el ingreso a Irán como represalia. La NBA, preocupada por cómo afectará el veto a sus jugadores, contactó al Departamento de Estado para analizar los pasos a seguir, mientras que su programa “Basquetbol sin Fronteras”, donde apoyan a jugadores de países menos desarrollados, como Sudán, podría perder sentido. En un comunicado, el Comité Olímpico de Estados Unidos aseguró que el gobierno prometió trabajar para que se agilice el ingreso de deportistas de estos países que vayan a participar en alguna competición en EU, sin embargo a un taekwondoín nacido en Irán, ciudadano de Islandia, ya le fue negado el ingreso. La orden de Trump no solo interrumpe carreras profesionales y mancha eventos deportivos programados dentro del plazo de 90 días, como el Maratón de Boston y el Mundial de tiro con arco, sino que afecta directamente la candidatura de Los Ángeles para los Juegos Olímpicos de 2024 y la posibilidad de ser sede para el Mundial de 2026, no se diga, junto a México. Si esto apenas ha pasado en unos días, hoy por hoy manifestarse en redes sociales como atleta ya no debe ser suficiente.

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com