El cuaderno de Jimena

El dictador

Quizá algunos aficionados al deporte lo recuerdan primero por su amistad con el extrovertido ex basquetbolista de la NBA, Dennis Rodman, pero de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, el próximo mes de febrero, su nombre retumba una vez más en el mundo deportivo, pues Kim Jong-un empezó el 2018 con un discurso que enciende la esperanza de una posible tregua entre Corea del Norte y Corea del Sur:
“Los Juegos de Invierno en Corea del Sur serán una buena ocasión para el país. Sinceramente esperamos que sean un éxito… Estamos listos para dar distintos pasos, incluyendo el mandar una delegación. Para esto, la dos Coreas se pueden reunir de inmediato.”

Después de meses de silencio a las propuestas de Seúl de abrir el diálogo sobre este tema, el dictador calma con sus palabras de entrada a aquellas naciones que estuvieron dudando mandar una delegación a la justa invernal, como lo dieron a conocer en su momento Francia, Austria o Alemania. Sin embargo, otros países, se toman con reservas la declaración al entender que si hay un líder igual de inestable que Donald Trump en el mundo, es precisamente Kim Jong-un. Su discurso de año nuevo se da después de que la embajadora de Estados Unidos para las Naciones Unidas, Nikki Haley, advirtiera que su país quizá no mandaría atletas a Pyeongchang debido a la constante amenaza de guerra de Corea del Norte. Trump no podía no tuitear al respecto y dijo entre más amenazas dentro de ésta guerra de palabras, que la apertura al diálogo: “Son buenas noticias”.

Eso sí, a Pyongyang se le acabó desde octubre su plazo para confirmar si sus únicos dos atletas clasificados, Ryom Tae-Ok y Kim Ju-Sik de patinaje artístico, competirían, pero el Comité Olímpico Internacional les podría conceder invitaciones especiales. Para Sochi 2014 en Rusia (país aliado de Norcorea), no mandaron representantes y a los de 2010 en Vancouver fueron dos. Más allá de que Kim Jong-un dé a entender que la decisión se debe a que el 2018 es un año importante para ambos territorios por el aniversario 70 del establecimiento del régimen, en varias ocasiones fue claro en su intención de convertir a su país en una potencia. Si bien se aplaude que se le quite tensión a los Juegos, la preocupación es que su programa nuclear sigue en crecimiento.  

Twitter: @jiimejime

jimenar14@gmail.com