El cuaderno de Jimena

La clave está en el aprendizaje

 

“Si no sabes hacerlo, no puedes enseñarlo”

Johan Cruyff

 

En las incontables enseñanzas que Johan Cruyff le dejó al mundo del futbol, su postura acerca del entrenamiento en categorías inferiores es la que quizá más llama la atención en su libro Me gusta el futbol. El holandés fue duro crítico sobre cómo la calidad técnica había disminuido en los últimos 30 años y cómo en el sistema actual, incluso los entrenadores de los futbolistas más jóvenes han estudiado para ser entrenadores, lo que conlleva a que con su título lo único que busquen sea subir el peldaño y no el desarrollo real de los niños.

Cruyff decía: “¿Por qué no permitir que en las categorías inferiores sean los chicos mayores que tocan la pelota y estén enamorados del futbol los que enseñen? Lo que conviene enseñar a los chavales es a disfrutar, tocar, crear, inventar, explotar sus cualidades rectificando sus defectos sin estropear sus virtudes, lo contrario a lo que todos parecen obsesionados en inculcarles”. Solo así se podía crear una inversión a futuro. Bajo esta lectura, no por nada La Masía, por ejemplo, cuenta con una de las canteras más privilegiadas del mundo.

Por otro lado, si nos basamos en los 48 elementos de Chivas y Pachuca convocados a las diferentes categorías de la selección nacional, hoy ambas instituciones lucen como las referentes en la formación de jóvenes, que van desde la Sub 15 hasta la mayor. Aquí también entra sin duda el Potro Gutiérrez, un gran maestro que logró lo máximo con la Sub 17, pero que en la Sub 23 ya no se encontró con niños. Para que las innumerables variables que existen en la educación deportiva de un joven se alineen, tiene que fomentarse una misma ideología y no puedo evitar pensar que este romanticismo del que hablaba Cruyff es la clave del éxito para futuras generaciones; entrenadores que contagien la alegría y el amor al arte.

 

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com