El cuaderno de Jimena

"Le Tour"

“Un número interesante: 1,000 días. Es el número de días entre que me convertí en ciclista profesional y el día en que decidí doparme por primera vez”

Tyler Hamilton

 

El domingo pasado, el británico Christopher Froome se convirtió, con su tercer título del Tour de France, en un referente histórico del ciclismo. Desde 1947, solo ocho ciclistas han conquistado tres o más ediciones de la más grande carrera de este deporte, varios de ellos no quedaron libres de sospecha de dopaje, mientras que a Lance Armstrong le fueron removidas sus siete victorias en 2012.

En cada edición de esta competencia desde aquel año, resulta casi imposible que no surja la pregunta de si lo que se está viendo es real o producto de alguna sustancia o método prohibido; y más al recordar que antes de que se diera a conocer el dopaje de Estado en Rusia, el ciclismo era la disciplina que más casos tenía registrados año con año, sobre todo bajo la alta exigencia de un Tour de France.

En el libro The Secret Race se puede encontrar una confesión de 287 páginas por parte de Tyler Hamilton, ex compañero de Armstrong en el equipo del Servicio Postal de EU, acerca de cómo funcionó por años el dopaje sistematizado en esta disciplina. De 1980 a 1990 el promedio de velocidad en el Tour era de 37.5 km/h, pero de 1995 al 2005 había aumentado a 41.6. Este texto más allá de explicar a fondo el funcionamiento, permitió entender el raciocinio de los competidores ante la presión de ceder al sistema. Todo comenzaba con píldoras de testosterona, para pasar al examen por EPO (eritropoyetina) y terminar con el dopaje de sangre.

Chris Froome divulgó los resultados de sus pruebas para acabar con especulaciones, pero es tal la paranoia en los fans del ciclismo que incluso se le ha acusado de esconder un pequeño motor en su bicicleta. La realidad es que Froome fue el más fuerte, inteligente y retador competidor por tres semanas, y por el momento, el rostro de la nueva generación de ciclistas en busca de dejar en el pasado la época más oscura de su deporte. 

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com