El cuaderno de Jimena

Osorio, con madera de líder

En su libro Los 11 poderes del líder, Jorge Valdano le da la bienvenida al lector con el siguiente mensaje: “Este es el libro de alguien que cree en el hombre, que tiene fe en el deporte y que mira el futuro con esperanza”. Quizá así deberíamos ver la llegada del colombiano Juan Carlos Osorio a la selección mexicana. Basados en el texto de uno de los personajes más exquisitos en materia de conocimiento de este deporte, ex futbolista, entrenador y escritor argentino, existen 11 claves que definen a un líder, y aunque es la experiencia y la manera de afrontar los retos lo que terminará por definir el papel de Osorio en el mundo del futbol, tiene madera para ser uno. ¿Qué hace diferente a un líder? Esa fue la pregunta central de este autor, y sin ahondar en cada uno de los factores, me parece que es momento de analizar el perfil del colombiano desde un punto de vista concreto. Hoy por hoy lo que debemos buscar en él son los siguientes conceptos: el poder de la credibilidad, porque al que sabe, siempre se le respeta; el de la esperanza, la manera de convertir un problema en una oportunidad; el de la pasión, sin duda el principal motor del juego; el poder del estilo, porque siempre hay un modo que se distingue; el de la palabra, porque todo gran líder es un comunicador eficaz; el de la curiosidad, porque nunca sabemos lo suficiente (Osorio es un estudioso del futbol); el de la humildad; el talento; el poder del vestuario; el de la simplicidad y por último, el del éxito. Valdano decía: “Siempre recomiendo que se busque gente con una virtud sobresaliente antes que gente sin defectos cuando queremos iniciar un proyecto”. El proceso para contratar a Osorio quizá no fue el adecuado, pero hay que recordar que el equipo es el líder, no un jugador, no un entrenador y mucho menos una directiva. ¡El deporte puede explicar al ser humano! 


twitter@jiimejime 

jimrodgal@gmail.com