El cuaderno de Jimena

Guerra Fría

La Guerra Fría terminó oficialmente en 1991, sin embargo, a 25 años de aquel hito en la historia, todavía se viven tensiones entre ambos países que representaron dicho enfrentamiento, Estados Unidos y hoy por hoy Rusia, gobierno y sociedad que a raíz del descubrimiento del dopaje sistematizado de sus atletas y de la suspensión de su delegación paralímpica culpó a su rival de estar detrás de la “persecución” de la Agencia Mundial Antidopaje. En un nuevo capítulo, comenzaron las filtraciones de un grupo de hackers rusos conocido como Fancy Bears, quienes han revelado documentos médicos de la AMA de distintos atletas que consumieron sustancias prohibidas con el permiso del organismo para uso terapéutico. Entre los nombres más destacados, primero fueron señaladas Simone Biles, la reina de la gimnasia, y Venus Williams, por último, Mo Farah, cuatro veces campeón olímpico y Rafael Nadal, para un total de 66 expedientes revelados al cierre de esta edición. Mientras tanto, Vladimir Putin asegura que aunque no defiende las acciones de los hackers, acepta que han servido para desenmascarar la hipocresía de la Agencia, por lo que cada vez más este escenario parece tratarse de una revancha. La AMA salió en defensa de los señalados: “No se debe exigir a los deportistas que justifiquen públicamente sus exenciones. El programa es una parte rigurosa y necesaria del deporte de elite y ha sido ampliamente aceptado por atletas, médicos y organizaciones antidopaje”. Así que ya sea continúen las filtraciones o no, Fancy Bears está logrando su objetivo, que estos atletas de occidente sean parte del debate, y mientras sean respaldados por declaraciones como las de Putin, sin duda estamos frente a un conflicto que nunca dejó de existir entre ambas partes y que en el deporte ha encontrado donde descargarse. 

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com