El cuaderno de Jimena

Detrás de la libreta

76 días habrán pasado este viernes desde la humillación que sufrió la selección mexicana ante Chile de 7-0. 76 días esperó la afición de este país para verles una vez más las caras a Osorio y compañía por primera vez desde la vergüenza. 76 días no son suficientes para olvidar y menos para perdonar; por más que sean “cosas que pasan en el futbol”, hoy por hoy lo que realmente se necesita es ver cómo será la base del proyecto del colombiano, quien siempre aseguró “México jugará bien, no bonito”. No es como que El Salvador y Honduras, sin demeritarlos, sean la prueba de fuego para enmendar el camino, pero se acerca el Hexagonal y recordemos que fue esa fase la que se le complicó más al combinado nacional previo a Brasil 2014. Un capítulo más vergonzoso que un 7-0, porque no hablamos de las casualidades de un partido, sino de un proceso enmascarado mal llevado. Han pasado ya 10 meses desde que el colombiano fue presentado como la cabeza del Tri y me pareció buen momento para revisar el libro de su compatriota y periodista Jorge Andrés Bermúdez La Libreta de Osorio, que más allá de enfocarse en el modelo de gestión que presentó en el Atlético Nacional y de que el colombiano es un profesional y un obsesivo de los detalles, lo que llama la atención es la filosofía que tiene acerca del futbol a través de las relaciones interpersonales con sus jugadores: “Cuando uno trabaja con un grupo de hombres hay tres cosas puntuales, el respeto y la confrontación clara y directa, por eso me parece tan importante escribir, sobre todo para los intervalos del mediotiempo. Uno no se puede equivocar que fue primero la tarjeta amarilla, una pelota detenida o el gol, porque hay cinco minutos para hablar… Se juega a través del ser humano y el ser humano es demasiado complejo. Una sola situación puede alterar el sistema nervioso del jugador y cambiar el juego”. Veamos si sus mensajes llegan a ser bien entendidos por los convocados.  

Twitter@jiimejime 

jimenar14@gmail.com