Contraquerencia

A rescatar Tijuana

Pocas aventuras pueden ser más difíciles que revivir una plaza de toros. En concreto se trata del coso de Tijuana, que en un intento anterior tomó Casa Toreros, y que ahora en una nueva apuesta se ha decidido a tomar las riendas de ese destino.

La plaza de Las Playas tiene varias particularidades que la hacen única, como es el hecho de estar a escasos metros del mar, de la frontera con EU y contar con un aforo que supera los 20 mil espectadores, lo cual la coloca entre las más grandes del mundo.

Sus orígenes se remontan a los años 60 y por su ruedo han pasado las grandes figuras de México y el extranjero, vivió épocas de gloria con gran afluencia de aficionados mexicanos y también con buena cantidad de turistas estadunidenses. Todo eso se terminó. La plaza de Las Playas cuando bien le va presenta conciertos, peleas de boxeo u otro tipo de espectáculos. La afición a los toros parece que desapareció. Volver al público a una corrida de toros es una tarea gigantesca, la propia Casa Toreros que comandan Pablo Moreno y Juan Pablo Corona ya lo sufrieron en carne propia.

La distancia geográfica de Tijuana la hace complicada para hacer llegar los encierros, no hay toreros locales, y el público estadunidense es cada vez más sensible a los argumentos antitaurinos. En este sentido no queda más que resaltar el esfuerzo por rescatar una de las plazas emblemáticas del país. Mucho talento, esfuerzo mercadológico y de resultados artísticos serán necesarios para llevar a buen puerto, en lo que bien puede catalogarse de una labor casi imposible.

El siguiente esfuerzo de Casa Toreros dará comienzo el domingo 20 de julio con un cartel compuesto por Eulalio López Zotoluco, Arturo Macías y Ricardo Frausto, con toros de Pozo Hondo. El domingo 27 de julio se presentarán Rodrigo Santos lidiando un toro de San Pablo, acompañado de Vicente Bejarano, Alejandro Amaya y Octavio García El Payo, con ganado de Campo Hermoso.

El 3 de agosto estará la rejoneadora Mónica Serrano, a pie Fabián Barba y José Mauricio con astados de Real de Solera. Por el bien de la fiesta, hace falta que le vaya muy bien a Casa Toreros en esta apuesta.

jesus.zarate@milenio.com