Contraquerencia

A punto de ser setentona

Hoy la Plaza de Toros México cumplirá 69 años y a punto de convertirse en setentona tiene los mismos síntomas de la población de adultos mayores en el país. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México hay 10.9 millones de personas mayores de 60 años, lo que significa que una de cada diez pertenece al llamado grupo de la tercera edad, al cual se ha sumado el Coso de Insurgentes.

Los adultos mayores tienen problemas de salud y la mitad de ellos no tiene ingresos suficientes para tener una vejez digna. En la México los síntomas de su mala salud saltan a la vista ante las evidencias de deterioro y falta de mantenimiento. Por si fuera poco, y ante la fuerte competencia, ya no es un recinto buscado para dar espectáculos como conciertos, peleas de boxeo, circos. Si acaso hay mítines políticos o actos religiosos. Nada que garantice un ingreso para que se modernice.

La grandeza de la Plaza México ha quedado reducida tan solo a sus dimensiones físicas. Por mucho sigue siendo el recinto taurino más grande del orbe. Una historia totalmente diferente tiene que ver con su prestigio, que se ha ido reduciendo año con año, con temporadas de corridas y novilladas que alejan a los aficionados de sus tendidos. “Esto se está acabando”, le decía un aficionado al encargado del baño en un restaurante aledaño a la plaza, ambos entrados en años parecían extrañar tiempos de grandeza y solo se limitaban a comentar la triste asistencia en plena semana de aniversario. Los meseros aguardaban por clientes que no llegaron.

Hoy la “celebración” por los 69 años de la México tiene citados a Sebastián Castella, Octavio García El Payo y Arturo Saldívar, con toros de Barralva. Un cartel que no ha provocado mayor interés, por lo que no se esperan los grandes llenos de otros 5 de febrero. El domingo siguiente se cerrarán los festejos de la plaza con la combinación de Rodrigo Santos, Alejandro Talavante, Fermín Rivera y Sergio Flores.

La mayor celebración es que dieran las corridas con categoría que se merece la fiesta brava y que de paso alguien se anime a cubrir una cirugía estética para regresarla a sus tiempos de grandeza.

jesus.zarate@milenio.com