Contraquerencia

¿Dónde están los boletos?

El gran atractivo de la Feria Nacional de San Marcos 2015 es la presentación del torero español José Tomás, no me refiero al tema taurino, sino a todas a las actividades. Ningún otro espectáculo, ya sea en el palenque, conciertos, artista plástico u otro que se vaya a verificar ha causado el grado de expectación que la corrida del próximo 2 de mayo.

En pocos lugares del mundo puede entenderse tanto la veneración a un torero como en Aguascalientes. En esa tierra ha vivido, cultivó grandes amistades, se forjó como novillero y luego como matador, ha tenido tardes de triunfo, y también hace cinco años el 24 de abril de 2010 tuvo una cornada que estuvo a punto de costarle la vida. Desde entonces las apariciones de José Tomás en los ruedos son contadas y se convierten en todo un acontecimiento en donde se celebren.

Este año Tomás regresa a Aguascalientes lo que motivó que días antes de que se abrieran las taquillas para la venta libre de boletos ya hubiera gente formada, con todo y casa de campaña incluida. Las taquillas y la venta de boletos por Internet estaban programadas para comenzar a las 11 del pasado lunes. El desencanto se produjo cuando en escasos minutos ya no había boletos. Dicen que apenas y se vendieron dos mil. En lo personal me tocó constatar en un punto de venta de Ticketmaster de Guadalajara, que a las 11 y punto los boletos nunca estuvieron disponibles; “es muy raro” comentó el encargado.

El desencanto se ha apoderado de las redes sociales. Muchos aficionados asiduos a la Monumental no tienen una entrada para el 2 de mayo. La pregunta que flota en el ambiente es: ¿Dónde quedaron los boletos? Hace un año José Tomás se presentó en Juriquilla y se vivió el mismo fenómeno, mucho más “entendible” si se considera el escaso aforo de esa plaza. La reventa cotizó en precios desorbitados las entradas, como ya sucede con la próxima fecha en Aguascalientes. El portal Ticketbis que administra la venta de entradas entre particulares tiene en venta boletos que van de 2,581 a 66,149 pesos, cuando el rango de precios oscila entre los 150 y los 1,750. La empresa, por ser un tema de interés público, debería dar una explicación, aclarar cómo y cuándo se vendieron las entradas, si fueron por derecho de apartado u otro mecanismo. Urge saber.  

jesus.zarate@milenio.com