Contraquerencia

El beneficio de la duda

He de confesar que hasta el momento la administración de la  Plaza México ha ido develando lo que puede ser una atractiva Temporada Grande. Contrario al acostumbrado hermetismo del ambiente taurino, en el que todo se negocia a oscuras y se guarda como secreto, la empresa que comanda Rafael Herrerías ha ido comunicando las figuras que asistirán.

El primer golpe de atención lo obtuvo cuando dio a conocer la contratación del diestro español José Tomás, quien entrará al ruedo el 31 de enero de 2016, lo que supone una interesante semana de aniversario.

Semanas después se publicó que estaban asegurados Julián López El Juli y Joselito Adame, el gran ausente de la temporada anterior. A ellos se sumaron los españoles Enrique Ponce y el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, quienes incluso alternarán una tarde y,  por último, se sumó el regreso de José Mari Manzanares, quien abrirá el certamen el 25 de octubre.

También se dieron a conocer las fechas y menores para la venta de los derechos de apartado. Hasta ahí, todo lleva un buen rumbo.

Es un hecho que en materia de toreros, la México tendrá un elenco de lujo y que no es posible ver en la mayoría de las plazas. Para no ir más lejos en Guadalajara, Enrique Ponce lleva años vetado y a José Tomás es casi imposible contrarlo por temas de dinero y de su exigencia de imponer el toro lo más chico posible.

Es de aplaudir que la México vaya dando a conocer los avances y que no los tenga guardados hasta el último momento como hacen todas las empresas. Eso habla, al menos, de un cambio para darle al aficionado lo que le interesa.

De la misma manera en que se dan a conocer los principales matadores, sería justo que los aficionados sepan las ganaderías que van a estar.

Por mucho que haya matadores de clase mundial, si el toro o la bravura está ausente, el esfuerzo será estéril. La empresa merece el beneficio de la duda, si ya se hizo un gran esfuerzo por contratar figuras, ahora Herrerías tiene que hacer que se enfrenten a toros bravos y con trapío.

Lo negativo es el triste cierre de la Temporada Chica con seis novilleros, cuando al menos había nombres para conformar una tercia mucho más interesante. 


jesus.zarate@milenio.com