Contraquerencia

Primera llamada en 'Aguas'

Pocos comentarios son tan irritantes como el "se los dije" que, sin duda, pronunció más de alguno de los asistentes a la primera corrida de la Feria Nacional de San Marcos 2016, en la cual prevaleció la sosería de los animales de Bernaldo de Quirós, que se han distinguido en los últimos años por ser una decepción constante.

Ese "se los dije" fue la confirmación de un temor presente desde el anuncio de los carteles de la Feria de Aguascalientes, donde en el renglón de los matadores hay combinaciones muy interesantes, pero también presencia de ganaderías como las de Bernaldo de Quirós, que más merecería estar condenada al veto que al inexplicable privilegio de estar presente en ferias y carteles de relevancia.

La decepción a cargo de este hierro solo fue la confirmación de un fracaso ganadero, y que parece es la ruta que marca los destinos de varias de las ganaderías comerciales en México.

Ante un cartel interesante, en el cual estaban presentes Diego Urdiales y Arturo Macías, apenas había una pobre entrada que en buena medida se puede entender ante el poco atractivo que representan los de Bernaldo.

Una llamada de atención para quienes están al frente de la feria más relevante de México, que tendrán que reflexionar si vale la pena seguir cumpliendo exigencias y caprichos de apoderados y toreros, en menoscabo del interés de los aficionados.

En lo que representa la otra cara de la moneda, el domingo concluyó una exitosa Feria de Sevilla 2016, en la cual estuvieron presentes tanto el triunfo de los matadores, como de las ganaderías.

Esta edición será recordada por la presencia de Cobradiezmos, el toro de Victorino Martín que fue indultado a manos de Manuel Escribano, en lo que representa apenas el segundo toro que recibe el perdón en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

Además, en el renglón de los matadores Morante de la Puebla, Juan José Padilla y Paco Ureña se significaron por grandes actuaciones; la grandeza de la fiesta brava estuvo presente en su esplendor en el albero sevillano, lo cual viene a comprobar una vez más que con toros y toreros en plenitud, la fiesta seguirá teniendo vigencia y causando pasión.

En una noticia positiva para el ámbito empresarial, Casa Toreros, que comandan Juan Pablo Corona y Pablo Moreno, se hizo acreedora a manejar durante cinco años la plaza de Acho, en Peú, un nuevo reto para ellos.


jesus.zarate@milenio.com