Contraquerencia

Solo les falta congruencia

El canal español de tv transmitió un diálogo-debate entre Julián López El Juli y el conductor Risto Mejide, abiertamente antitaurino. No hay desperdicio en los conceptos vertidos por el diestro defensa de la fiesta brava. Del lado del atacante, los argumentos cargados de ignorancia y odio. "'Es cinismo hablar de la defensa de los animales y no invertir en ellos, y no dar vida como da la gente del campo bravo. Es cinismo aspirar a la extinción de una especie", fue una de las frases del torero madrileño.

Pero El Juli no es el único que ha hecho una brillante defensa de la tauromaquia, ahí están los casos de Enrique Ponce en la entrevista que le hizo Adela Micha, o también lo expuesto magistralmente en otra entrevista que le hicieron a Pablo Hermoso de Mendoza. El Juli, Ponce y Pablo, junto a otros matadores, tienen una inteligencia privilegiada y son capaces de hacer frente a cualquier ataque antitaurino con una solvencia de lenguaje y claridad de ideas que puede envidiar cualquier político. En términos generales, las figuras del toreo defienden la parte ética del trato al toro durante toda su existencia y a su peso ecológico gracias a la crianza en grandes dehesas.

Pero al discurso le falta el peso contundente de la congruencia, eso que conlleva hacer lo que se dice. Hermoso, Ponce y El Juli forman parte del grupo de figuras que han vetado sistemáticamente a la mayoría de las ganaderías bravas. En México se resumen a menos de 20 hierros los que quieren lidiar esas figuras, cuando existen alrededor de 300 ganaderías en el país. En España hay ganaderías que por incosteables han mandado todos sus animales al rastro y han desaparecido. Nunca estuvo ninguna de las figuras para ofrecerse a lidiar sus toros y rescatar a esos hierros que fueron condenados al exterminio en silencio.

La bravura se va extinguiendo ante la imposición de la mansedumbre por parte de las figuras, lo que provoca que la riqueza genética del toro de lidia se vaya reduciendo ante la preferencia de los monoencastes comerciales. La defensa del toro de lidia no solo de debe dar en los foros mediáticos, sino en los hechos en el ruedo. El Juli fue el más claro del abuso en México cuando recientemente presionó para lidiar un encierro indigno y saltándose el sorteo.


jesus.zarate@milenio.com