Contraquerencia

San Marcos, a la vuelta de la esquina

El tiempo de espera se ha terminado. La Feria Nacional de San Marcos (FNSM) 2016 en su apartado taurino dará comienzo mañana.

En un lapso de 23 días se realizarán 14 festejos, de los cuales 12 corresponden a corridas de toros, además de una novillada y un concurso de recortadores, con el cual se abren las actividades este viernes.

La Monumental de Aguascalientes es el recinto más emblemático de las ferias taurinas de América Latina, su importancia y repercusión a escala global está fuera de cualquier duda.

Es la única feria que se puede dar el lujo de convocar a matadores que no están en otras plazas de jerarquía en el país, precisamente el eslogan publicitario de San Marcos es: 'El ferial número uno en América' y para dar cuenta de esto está el seguimiento que se le da en el extranjero a lo que sucede año con año durante las festividades de San Marcos.

Los organizadores se han esmerado en los últimos años por mejorar la experiencia en torno a la asistencia a las corridas de toros, han sabido cómo convocar a un público joven y neófito, así como a los aficionados de todo el país.

Sin embargo, hay aspectos que merecen mayor atención para darle mayor realce a la FNSM.

Se trata de dos temas que giran sobre el mismo eje, el del toro. El primero tiene que ver con el rigor para presentar los encierros. Sin caer en abusos, Aguascalientes tiene que elevar la seriedad de sus encierros, que ningún toro dé lugar a dudas sobre su edad o trapío.

El otro tema es el de abrir la puerta a las ganaderías que todavía conservan la bravura en sus genes. Durante las últimas décadas en aras de darle gusto a los toreros se ha abusado de los encastes comerciales y en donde predomina la mansedumbre.

Una vez más vemos los nombres de Bernaldo de Quirós, Teófilo Gómez o Fernando de la Mora, hierros en donde se privilegia la docilidad del toro por encima de su fiereza.

En el rubro de los matadores, hay carteles de gran atractivo para el espectador, por ejemplo el del 22 de abril con Juan Pablo Sánchez, Diego Silveti, y Andrés Roca Rey, con toros de Mimiahuapan.

O también el mano a mano del Juli y Joselito Adame el 25 de abril, con ganado de Los Encinos.

El Zotoluco se despedirá de esa plaza el 24 de abril, y en los nombres extranjeros destacan Miguel Ángel Perera, José Mari Manzanares y la sensación española, López Simón.

Motivos sobran para ir a Aguas, ojalá la presencia del toro siga invitando a regresar.


jesus.zarate@milenio.com