Contraquerencia

Novilleros de todos sabores

Hasta el momento, el desarrollo de la Temporada Chica en la Plaza México y el serial Descubriendo a un Torero que tiene lugar en diversas plazas del país deja ver la situación tan dispar por la que atraviesan los novilleros nacionales.

Hace no muchos años, La México era el examen para los novilleros más destacados, antes había que pasar por plazas como las de Acapulco, Monterrey, Aguascalientes y Guadalajara; eso sin contar con un periplo anterior por pueblos y plazas de ciudades pequeñas.

De cierta manera se aseguraba que los novilleros tuvieran un proceso natural de madurez. Como un ejemplo ilustre de esto, Luis Spota dejó su magistral novela Más Cornadas da el Hambre.

Ahora la Plaza México se limita a cumplir con un número de festejos que le imponen las autoridades de la Delegación Benito Juárez para que pueda vender derechos de apartado para la Temporada Grande.

Al menos nunca se ha escuchado a la empresa expresar un compromiso para generar nuevos toreros. Su mayor preocupación tiene que ver con publicar una convocatoria para contar con novilleros en cantidad y no en calidad, de ahí que la actual temporada no tenga pies ni cabeza.

A su vez el certamen Descubriendo a un Torero, un esfuerzo que nace precisamente de la falta de oportunidades para los novilleros ha dejado al descubierto que hay una enorme disparidad en las filas novilleriles, lo que no es culpa de los protagonistas, sino de la falta de estructura para que se puedan desarrollar de manera natural.

En un renglón aparte están los novilleros que por diversas circunstancias cuentan con la posibilidad de forjarse en el extranjero, nombres como Brandon Campos, Fermín Espinosa Armillita o Juan Pablo Llaguno.

Para ellos es una oportunidad enorme forjarse en donde se encuentra una competencia voraz que no permite parpadeos. Lo malo es que los aficionados mexicanos no tienen oportunidad de ver a sus mejores novilleros de manera frecuente.

Así como ahora se da Descubriendo a un Torero, hace falta un circuito permanente de novilladas en plazas de segunda o tercera que pueda surgir como semillero de novilleros. Mucho ayudaría que se pudieran dar novilladas sin picadores. Mientras tanto ponemos nuestra esperanza en la temporada de novilladas que comienza en Guadalajara.

jesus.zarate@milenio.com