Contraquerencia

Noticias alentadoras

A pesar del complicado momento que vive la fiesta brava en México, hay algunas noticias que se vuelven alentadoras y merece mencionarlas. Tal vez la mejor de ellas sea la creación de nuevas empresas taurinas, cargadas de energía e ideas para promover el espectáculo.

La primera de ellas es sin duda Casa Toreros, que ha generado una marca propia y ya tiene dominado un mercado muy especial.

La firma, encabezada por Juan Pablo Corona y Pablo Moreno, ha podido diferenciarse de lo que hacían anteriormente empresas improvisadas y que no en pocas ocasiones defraudaban a autoridades municipales, patronatos, pero sobre todo a los aficionados; de una u otra forma, Casa Toreros le puso la muestra a más de uno.

En esta nueva dinámica, el lunes en Guadalajara se presentó de manera oficial la firma Tauroarte, que en Jalisco encabezan el matador Mario Zulaica y los empresarios Félix Bañuelos y Alberto Ibarra; los representantes dejaron de manifiesto su compromiso "por dignificar la fiesta de los toros".

Su apuesta inicial, en las dos primeras corridas que ofrecerán, es acercar a la gente de a caballo a los toros, por ello darán corrida el 22 de enero en Tlajomulco con Pablo Hermoso de Mendoza, Mónica Serrano y los recortadores españoles, en el lienzo Santa María.

Al día siguiente darán una en El Grullo con Pablo Hermoso, El Chihuahua y Michel Lagravere, con toros de Cerro Viejo. Según expresaron, el objetivo principal de Tauroarte es llevar gente ajena a la fiesta brava, a los espectáculos taurinos.

El martes Tauromaquia, Toros y Toreros, que encabezan Arturo Díaz El Coyo y Óskar Ruizesparza Bolívar, dieron su primera corrida en Arandas con gran éxito.

Al igual que las otras nuevas empresas, tienen como bandera dar la fiesta con seriedad y competir con otras; también organizaron actividades relacionadas con los toros.

Las nuevas sociedades le ponen la muestra a las anquilosadas empresas de siempre que por inercia o por ceguera, no encuentran mecanismos diferentes para promover la fiesta brava.

Una muestra también la puso la Federación Internacional de Aficionados Prácticos (FIAP), que en México dirige Pedro Pinzón, y que el fin de semana organizó en el ruedo de la Plaza México una clase práctica para aficionados, en la cual fungieron como maestros los matadores Arturo Macías y Pepe López.

El éxito fue rotundo, y lo más increíble es que esta iniciativa no fue fruto de la empresa que comanda el coso, sino de un aficionado. Da gusto saber que hay quienes quieren hacer las cosas bien.


jesus.zarate@milenio.com